Gobierno, oposición forjan acuerdo para fin impase en Haití

El presidente de Haití, Michel Martelly, dijo el domingo que logró un acuerdo de último momento con los líderes de cuatro partidos de la oposición tras días de negociaciones a puerta cerrada, creando una posible vía para poner fin a un impase que ha obstaculizado durante años la celebración de elecciones en el atribulado país.

"A través de este acuerdo, estamos seguros de lograr la normalización de la situación política en el país", dijo Martelly en un hotel de Puerto Príncipe tras conversaciones con los jefes de las facciones de la oposición, incluyendo el partido Unidad del ex presidente René Preval.

Martelly y líderes de la oposición han estado enredados en una confrontación sobre elecciones legislativas que debieron realizarse en 2011. El domingo volvieron a reunirse a puerta cerrada en un hotel de Puerto Príncipe para tratar de poner fin al atolladero un día antes de que se disuelva el Parlamento.

Después de días de negociaciones infructuosas con los representantes, Martelly logró finalmente el domingo el consenso para tratar de poner fin al impase. La ley electoral aún debe ser aprobada por los legisladores y se programó una sesión de emergencia para el lunes luego de que el Senado no lograse el quorum necesario el domingo por la noche. El gobierno siente que ahora cuenta con el apoyo necesario para ganar la votación.

Martelly, que llegó al poder en mayo de 2011 y está previsto que deje el cargo el año próximo, gobernará por decreto si la crisis política no se resuelve antes de que concluya el lunes.

El presidente del Senado, Simon Desras, dijo a la Associated Press que esperaba que el estancamiento político pudiese resolverse en las próximas 24 horas. Añadió que aguardaba la participación de al menos tres, o posiblemente cuatro, miembros de un grupo de seis senadores que habían empleado un proceso parlamentario para evitar una votación autorizando las elecciones. Acusan a Martelly de intentar socavar la Constitución.

"Confío y tengo la sensación positiva de que podremos resolver esto", dijo Desras antes de la convocatoria de la sesión parlamentaria del lunes.

En un comunicado el domingo, la embajada de Estados Unidos dijo que apoyaba firmemente los esfuerzos de Martelly para poner fin al estancamiento, destacando sus "amplias concesiones", incluyendo el reciente cese de su primer ministro.

Si los legisladores no aprueban la ley y Haití tiene gobierno de un solo hombre a partir de esta semana, Estados Unidos dijo que seguirá trabajando con Martelly y "con las instituciones legítimas del gobierno haitiano que subsistan para salvaguardar los logros significativos" conseguidos desde el terremoto de 2010.

Se ha registrado un aumento de las protestas callejeras convocadas por facciones de la oposición que han llevado el caos al centro de Puerto Príncipe. El domingo, los manifestantes, en su mayoría hombres jóvenes, volvieron a quemar neumáticos y lanzaron piedras contra la policía antidisturbios, que dispararon gases lacrimógenos y pulverizan agua desde vehículos blindados.

___

El periodista de AP David McFadden está en Twitter como @dmcfad