Casa Blanca planea conferencia contra extremismo

La Casa Blanca planea una conferencia para el mes próximo sobre los medios para enfrentar el extremismo violento a la luz de las semanas de los ataques de la semana pasada en Francia y los de meses atrás en Canadá y Australia.

La reunión tratará sobre los esfuerzos internos e internacionales para impedir que los extremistas y sus partidarios se radicalicen, recluten e inspiren a otros para realizar actos violentos.

La Casa Blanca dice que la reunión del 18 de febrero desarrollará una estrategia frente a la amenaza del extremismo violento. Ciudades como Boston, Los Angeles y Minneapolis-St. Paul cumplen un papel líder con su enfoque sobre la prevención del delito y la seguridad de la población.

Asistirán representantes de otros países, aunque la Casa Blanca no los identificó.

El objetivo principal es "comprender mejor, identificar y prevenir el ciclo de radicalización a la violencia aquí en Estados Unidos y en el exterior", dijo un comunicado de la presidencia.

El embajador de Francia en Washington, Gerard Araud, habló de la necesidad de una estrategia global que combine la respuesta militar, compartir información, la acción policial y la coordinación con los países musulmanes "porque están en la primera línea de esta crisis... y son a la vez el caldo de cultivo de la crisis".

Araud dijo que la conferencia era una buena idea porque "en un sentido, Francia no fue atacada en tanto Francia. Frrancia fue atacada por ser una democracia occidental y esto hubiera podido ocurrir en cualquier parte de Europa, y desgraciadamente me imagino que también en Estados Unidos", dijo en entrevista con la cadena ABC.