Muere director de cine italiano Francesco Rosi

El director y guionista Francesco Rosi, cuyas películas abordaron la corrupción en la Italia de la postguerra y que ganó los principales galardones en los festivales cinematográficos de Venecia y Cannes, falleció. Tenía 92 años.

Entre las obras más famosas de Rosi están "Hands over the City", una cinta sobre corrupción política que ganó el León de Oro en Venecia en 1963, y "The Mattei Affair", que trata sobre la misteriosa muerte de un magnate petrolero. Ganó la Palma de Oro en Cannes en 1972.

Realizadores cinematográficos, desde el ganador del premio Oscar Paolo Sorrentino, a su amigo y colaborador desde hace mucho tiempo Franco Zeffirelli, se mostraron afligidos el sábado por la muerte de Rosi.

Zeffirelli dijo en un comunicado que Rosi fue para él "un amigo, un camarada de toda la vida y hermano", y que la pérdida era "como sufrir una mutilación". Zeffirelli, de 92 años, y Rosi iniciaron su carrera juntos como asistentes de Luchino Visconti, convirtiéndose en colaboradores y amigos de toda una vida.

Nacido en Nápoles, Rosi fue un director de cine innovador comprometido socialmente que abordó tanto la controversia como la corrupción en la sociedad italiana.

Además de los premios en Venecia y Cannes, obtuvo el Oso de Plata del festival cinematográfico de Berlín en 1961 con "Salvatore Giuliano", una cinta sobre un criminal siciliano.

También fue honrado con un León de Oro en 2012 a la trayectoria por haber dejado "una marca indeleble en la historia de la producción cinematográfica italiana".

"Existen directores, y son escasos, que son capaces de construir mundos, y ellos lo hacen a través de la invención de métodos y estilos. Rosi fue uno de esos poquísimos", dijo Sorrentino, según lo citó la agencia de noticias italiana ANSA.

Roberto Saviano, cuyo libro "Gomorra" sobre una organización criminal italiana se convirtió en una película galardonada, dijo en Twitter que "nadie supo retratar el poder como Francesco Rosi".

No se reveló la causa de fallecimiento de Rosi, pero el diario italiano Corriere della Sera reportó que estuvo enfermo de bronquitis.

Le sobreviven su hija, Carolina, actriz. Quien fuera su esposa durante casi 50 años, Giancarla Mandelli, murió en 2010 a los 83 años, cuando su ropa se incendió por un cigarrillo.

El cuerpo de Rosi estará el lunes en la Casa del Cinema, en Roma, para que reciba honores del público.