Cowboys y Packers buscan extender sus rachas perfectas

Una impresionante racha llegará a su fin el domingo en Lambeau Field.

El ganador del estelar duelo de playoffs entre los Cowboys de Dallas y los Packers de Green Bay avanzará al partido por el campeonato de la NFC.

Dallas estuvo perfecto de visita este año, mientras que Green Bay se mantuvo invicto en casa. Nunca antes un equipo con registro de 8-0 fuera de casa visitó a un equipo de 8-0 de local en los playoffs.

"Así que tenemos un objeto inamovible en contra de una fuerza indetenible", comentó el fullback de los Packers, John Kuhn. "¿Cuál va a ceder? Lo averiguaremos".

El proceso deberá ser muy entretenido.

Las ofensivas tienen el potencial de igualar cada una de las anotaciones rivales. Ambos equipos cuentan con rutilantes figuras en todas sus líneas, especialmente los quarterbacks.

Tony Romo, de Dallas, lideró la liga en campaña regular con un rating de 113.2, un punto por encima del candidato a Jugador Más Valioso, Aaron Rodgers.

Pero el juego tal vez no se decida por el brazo derecho de Rodgers.

Rodgers ha sido limitado en los entrenamientos el último par de semanas por una lesión en la pantorrilla izquierda. Ha dicho que jugará, pero la movilidad podría ser un problema.

Todo apunta a que Rodgers estaría listo. El quarterback de los Packers, que fue anunciado como probable en el reporte de lesionados, puede hacer el mismo daño manteniéndose en el bolsillo protector, como a la carrera.

Además, la línea ofensiva de Green Bay ha jugado bien todo el año.

"A mí me parece que se está moviendo bien en este momento. "No vamos a cambiar nada de nuestro plan de cómo queremos atacar a la defensa de Dallas", dijo el coach Mike McCarthy.

La mayoría de los equipos serían precavidos ante el panorama de enfrentar a Rodgers en Lambeau, donde los Packers han tenido largos lapsos de dominio con el balón en su poder.

Los Cowboys no parecen preocupados. De hecho, se sienten muy cómodos fuera de casa.

"Solo bajaremos la cabeza e iremos a trabajar", dijo Romo. "No me parece que realmente nos afecte donde juguemos o contra quien y ese tipo de cosas".