Novak Djokovic enfrentará a Rafael Nadal en la final del Abierto de Estados Unidos, en el que los dos primeros preclasificados ganaron el sábado sus respectivos encuentros de semifinales, los cuales resultaron muy contrastantes.

El serbio Djokovic, primer preclasificado, avanzó por cuarta vez seguida a la final de este torneo pese a perder un largo game del quinto set.

Ese game duró 30 puntos y 21 minutos. Djokovic desperdició cinco puntos de quiebre y finalmente lo perdió, pero hizo que su oponente Stanislas Wawrinka lo pagara caro.

Después de ceder el épico tercer game del último set, el serbio le robó el siguiente saque a Wawrinka, y no titubeó una vez tuvo la delantera. De esa manera, resistió la embestida de cuatro horas y nueve minutos por parte del suizo para imponerse 2-6, 7-6 (4), 3-6, 6-3, 6-4.

"Pensé, y creo que todos pensaron, que el que ganara ese game iba a ganar el partido", comentó Djokovic. "Pensé, 'supongo que tengo que luchar contra las probabilidades'''.

El número uno del mundo lo hizo, para mejorar su récord a 20-7 en partidos a cinco sets. Ahora, Djokovic irá el lunes por su segunda corona consecutiva del US Open.

"Trataré de recuperarme", señaló. "Voy a agarrar unas palomitas y ver (la segunda semifinal) por televisión".

El duelo de Nadal no fue precisamente un espectáculo de suspenso para la TV. El español doblegó 6-4, 7-6 (1), 6-2 al francés Richard Gasquet.

Nadal amplió a 73 games su racha sin perder su servicio, antes de que Gasquet se lo quebrara en el cuarto del segundo parcial. Ambos jugadores conservaron su saque hasta el desempate, en el que Nadal se impuso con facilidad.

En cambio, el duelo de Djokovic será recordado por el tercer game del quinto parcial, un toma y dame en el que Wawrinka levantó cinco puntos de quiebre.

Wawrinka tuvo ocho puntos para ganar el game. Antes del último, hizo un gesto al público como para que hiciera ruido. Sin querer quedarse atrás, Djokovic también exhortó a la multitud en el estadio Arthur Ashe. El suizo coronó la secuencia con un saque winner de 123 millas por el mismo medio.

Wawrinka caminó suavemente a la silla después, se sentó y sonrió durante todo el descanso.

En el set anterior, Wawrinka necesitó atención médica para que le colocaran una venda en el muslo derecho. ¿Cuánto podría aguantar, especialmente contra Djokovic, quien en años recientes se ha caracterizado por una condición física inigualable, y que parece fortalecerse a medida que avanzan los partidos?

Djokovic tuvo la energía y fortaleza para avanzar a la final, con lo que aseguró conservar el primer puesto del ranking cuando termine el US Open.

"Simplemente traté de seguir en el juego, y encontré mi mejor nivel en el momento oportuno", apuntó el serbio.