El tiempo se agota para Brady, Manning y Romo

Ocho equipos siguen en carrera en los playoffs de la NFL.

Tal vez no se trate de los mejores ocho pero sí de los más aptos para sobrevivir. Unos se repusieron a pésimas rachas, otros tuvieron bajo rendimiento por parte de sus mejores jugadores. Algunos se las arreglaron para eliminar a adversarios con mejores marcas.

Sólo los Patriots, Seahawks y Packers --éstos en cierta medida-- mostraron la regularidad que se espera de un candidato al título. Pero a estas alturas no valen tanto los antecedentes como la capacidad para finiquitar adversarios.

La antepenúltima jornada de la liga también puede ser la última oportunidad para jugadores con carreras ilustres pero que están en el tramo final como es el caso de Peyton Manning, Tom Brady y Tony Romo.

EL RETO DE ROMO

A Antonio Ramiro Romo se le odia o se le ama, difícil encontrar medias tintas. Los primeros han sostenido que en los citas grandes se achica, que no puede ganar en diciembre o postemporada, que comete errores en momentos cumbre por precipitación. Al final de esta campaña, cuando Dallas estuvo en peligro de quedar fuera de la postemporada al caer ante los Eagles en el Día de Acción de Gracias, el quarterback de Cowboys tomó el mando y condujo a su equipo con mano firme.

La semana pasada, en desventaja de 20-7 ante Detroit y su dura defensa, logró los pases necesarios para remontar y mejoró su marca en postemporada a 2-3. Romo ha sobrevivido a momentos complicados pero seguirá pesando sobre sus hombros la percepción de que tiende a caerse en momentos definitivos. Ahora su equipo visita al frígido Lambeau Field, donde se espera una nueva versión del Ice Bowl que se jugó en 1965 en el que los Packers vencieron a los Cowboys y la leyenda de Vince Lombardi comenzó a tomar forma.

El frío puede ser un factor por la lesión en la pantorrilla que Aaron Rodgers, mariscal de Green Bay, sufrió en el último partido de la campaña y que lo mantuvo alejado de las prácticas hasta el jueves. Si el clima agrava esa dolencia, o si dificulta el trabajo de los pasadores, Dallas puede tener ventaja gracias a su ataque por tierra, el mejor de la liga. Los Packers son favoritos pero el clima, con el efecto que pueda tener para la salud de Rodgers, puede ser un factor.