Nigeria reúne 7 niños con familias entre violencia islamista

Siete niños se reunieron con sus padres después de separarse en el caos de los ataques de la insurgencia islámica en el nordeste de Nigeria, según las autoridades, pero aún hay cientos de menores solos que no saben si sus parientes están vivos o muertos.

"Existe este temor de que algunos de esos niños sin acompañante hayan perdido a sus padres durante el ataque insurgente sobre sus pueblos", dijo Sa'ad Bello, coordinador de cinco campamentos de refugiados que acogen a decenas de niños solos en Yola, la capital del estado de Adamawa.

Bello era optimista sobre que se produjeran más reuniones familiares, conforme los residentes vuelven a pueblos retomados por el ejército de manos de extremistas en las últimas semanas. "Habrá más reuniones cuando la normalidad vuelva del todo", dijo esta semana a la Associated Press en una entrevista.

Más de 10.000 personas murieron el último año y más de un millón de personas se vieron desplazadas dentro de Nigeria debido a una insurgencia que ya lleva cinco años en marcha, según el Consejo de Relaciones Exteriores, con sede en Washington. Cientos de miles de personas han buscado refugio en otros países.

El secretario ejecutivo de la Agencia de Gestión de Emergencias del Estado de Adamawa, Haruna Hamman Furo, dijo que algunos de los padres de esos niños podrían estar entre los miles de personas que huyeron a la vecina Camerún, y las autoridades les están instando a que regresen a casa.

Bello dijo que sólo habían podido reunir a siete niños con sus familias trabajando con el Comité Internacional de la Cruz Roja, pero 138 permanecían solos.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, instó el jueves a los líderes del grupo armado Boko Haram a "poner fin a la destrucción de tantas vidas y comunidades" y a liberar de inmediato y sin condiciones a los cientos de chicos y chicas en edad escolar que tiene secuestrados.

El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, amenazó con escalar el conflicto con más ataques en Camerún, en un video subido a internet.

"Un hombre no puede ser musulmán sin rebelarse contra la democracia", dijo mientras Nigeria se prepara para las elecciones presidenciales del 14 de febrero.

---

El periodista de la Associated Press Merrit Kennedy contribuyó a este despacho desde El Cairo.