Gobernador de California presenta un presupuesto récord

Consciente de que la siguiente crisis económica podría estar a la vuelta de la esquina, el gobernador de California Jerry Brown presentó el viernes un presupuesto de egresos récord de 113.000 millones de dólares que hace caso omiso de los llamados para ampliar los servicios sociales y en su lugar dedica miles de millones a pagar deuda y a ahorrar para los tiempos difíciles.

"Vimos el ascenso y la caída, y estoy tratando de evitar eso", dijo Brown al presentar su plan presupuestal 2015-2016 en la sede del Congreso estatal en Sacramento. Dijo que trabajará con los legisladores en los próximos meses para aprobar la versión final en junio.

El gobernador demócrata regresó al cargo hace cuatro años en medio de déficits multimillonarios que dejaron a California en crisis fiscal. Brown convenció a los electores de incrementar los impuestos a los ingresos más altos a la vez que recortó los programas sociales, reduciendo el financiamiento educativo y reestructurando al gobierno.

Ahora Brown, quien esta semana juramentó su cuarto y último mandato, está decidido a no gastar todo el superávit de California, el segundo anual que registra el estado. Ese control ha creado una extraña dinámica, porque los republicanos están en general complacidos con el plan del gobernador mientras los defensores del estado de bienestar y miembros del mismo partido que Brown están decepcionados de que no haga más por los pobres y aborde la desigualdad de ingresos.

"Estamos decepcionados de que en este presupuesto sigan los recortes que hicimos durante la recesión", dijo Andrew Cheyne, director de políticas de la Asociación de Bancos de Alimentos de California. Cheyne es parte de una coalición de grupos que buscan un incremento al gasto en los servicios sociales.

El plan de Brown también causó preocupación por el nivel de inversión del estado en educación superior, en particular para la Universidad de California. El gobernador ofreció al sistema de universidad pública más grande del país un incremento de 120 millones de dólares, pero no fue lo que los directivos de la universidad esperaban para evitar incrementos de hasta 5% para cada uno de los siguientes cinco años.

El plan presupuestal del gobernador incluye un depósito de 1.200 millones de dólares para un fondo de ahorro para momentos de crisis y un pago por la misma cantidad a la deuda. Su meta es saldar una deuda que creció durante la recesión, incluyendo los pagos finales de un bono de 15.000 millones contraído hace una década por el entonces gobernador Arnold Schwarzenegger para cerrar el déficit estatal.