Exclusiva AP: EEUU no "hackeó" a Corea del Norte

El gobierno estadounidense no es responsable de los persistentes ataques informáticos que dañaron la infraestructura norcoreana de internet el mes pasado, pese a que ocurrieron justo después de que el presidente Barack Obama prometiera que su gobierno respondería al ciberataque contra Sony Pictures Entertainment Inc., informaron dos altos cargos estadounidenses a The Associated Press.

La Casa Blanca no ha aclarado si provocó el apagón informático en Corea del Norte, que afectó a todas las conexiones de internet del país a partir del fin de semana del 20 de diciembre, pero las dos fuentes admitieron a la AP que no se trató de una operación estadounidense.

Las fuentes hablaron bajo condición de no ser identificadas porque no estaban autorizadas a hacer declaraciones abiertamente sobre el asunto.

No estaba claro en un primer momento, ni siquiera en la Casa Blanca, si el ataque a las redes norcoreanas fue obra de piratas informáticos independientes o de otros gobiernos.

Las redes norcoreanas no son consideradas especialmente robustas, ya que dependen de un solo proveedor, China United Network Communications Group Co. Ltd., un proveedor estatal de la vecina China.

El servicio de internet en Corea del Norte fue esporádico a partir del sábado 20 de diciembre, pero dos días más tarde se derrumbó por completo durante casi 10 horas.

"Luce más como el resultado de un ataque a la infraestructura que una falla en la infraestructura", dijo James Cowie, jefe científico de la firma Dynamic Network Services Inc. de Manchester, New Hampshire, que estudió los apagones. "No hay nada hacia donde puedas apuntar que diga que tiene todas las características de un ataque de un Estado-nación. Podría haber sido cualquiera".

Dentro del gobierno de Estados Unidos, los funcionarios han debatido en privado si Estados Unidos debe reconocer que no tuvo papel alguno en los apagones de Corea del Norte o permanecer en silencio para evitar revelar detalles sobre las capacidades estadounidenses y la política sobre operaciones ofensivas cibernéticas, que son mantenidas como altamente secretas.

La divulgación de las fuentes, al negar la participación estadounidense, sólo pretende transmitir la seriedad con la que el gobierno norteamericano toma los ciberataques ofensivos, destinados a ser utilizados sólo en los casos más graves y en congruencia con las advertencias del Departamento de Estado a otros gobiernos para que siempre otorguen acceso a Internet para todos los ciudadanos, explicó uno de los funcionarios.

El presidente ejecutivo de Sony Pictures Michael Lynton dijo a la AP en una entrevista que él nunca supo si el gobierno de Estados Unidos atacó electrónicamente a Corea del Norte en represalia por el ataque cibernético contra su empresa.

El jueves, la asesora de seguridad interna de Obama, Lisa Monaco, declinó decir si Estados Unidos estaba detrás de los apagones informáticos en Corea del Norte. Hablando en una conferencia de seguridad cibernética en Nueva York, Monaco no respondió a una pregunta del fiscal federal para el Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, de si el gobierno era el responsable y afirmó que podría ser útil el ser ambiguo sobre las consecuencias de ataques cibernéticos contra objetivos.

"No voy a hacer comentarios, y nunca lo haría, sobre las capacidades operativas", dijo Monaco. "Pero uno desea ser capaz de tener una serie de herramientas en su caja de herramientas y tenerlas en reserva para su uso".

___

Los periodistas de The Associated Press Eric Tucker en Nueva York y Tami Abdollah en Los Ángeles contribuyeron a este despacho.