Sólidas contrataciones en EEUU cierran un buen 2014

El que probablemente fue el mejor año para las contrataciones en Estados Unidos desde 1999 terminó con una nueva subida en diciembre, reforzando las expectativas de que el país se fortalezca más, pese a los tropiezos de otras economías en el extranjero.

Los analistas estiman que los empleadores estadounidenses sumaron 243.000 empleos en diciembre, según una encuesta de la firma FactSet. Se espera que la tasa de desempleo se mantuviera en un casi normal 5,8%, la cifra más baja en seis años.

El Departamento de Empleo publicará el informe de empleo el viernes a las 8:30 de la mañana, hora del este de Estados Unidos.

Buena parte de los negocios estadounidenses se han mantenido indemnes ante los signos de debilidad económica en el extranjero y siguieron contratando a buen ritmo. La constante mejora de la economía estadounidense es especialmente llamativa dada la debilidad en buena parte del mundo.

Europa apenas crece, y su tasa de desempleo es de casi el doble que en Estados Unidos. Japón, la tercera economía más grande del mundo, está en recesión. La economía rusa está desmoronándose ante la caída de precios del petróleo. China lucha por gestionar su desaceleración. Brasil y otros países latinoamericanos están en problemas.

El temor a un petróleo significativamente más barato asustó a los inversionistas esta semana, antes de que los mercados financieros se recuperasen. Pero la mayoría de los economistas se mostró optimista sobre que unos precios más bajos de la energía beneficiaran a los consumidores estadounidenses y a muchos negocios, dando un nuevo impulso a la economía estadounidense.

La contratación subió en noviembre con 321.000 nuevos empleos, el número más alto en casi tres años. El aumento de empleos en diciembre debería elevar el total el año pasado a casi 3 millones, lo que sería el mejor dato en 15 años.