Madrid no convence al Comité Olímpico Internacional.

Por tercera vez consecutiva, la capital española quedó el sábado fuera de la carrera por organizar unos Juegos Olímpicos, esta vez los de 2020.

Pero esta nueva desilusión ha tenido mayor impacto, pues el ánimo español ya viene golpeado por una de las peores crisis económicas de su historia.

"Siento que no podamos compartir la ilusión que teníamos", dijo el príncipe Felipe en una declaración a la prensa. "Como en el deporte, esto solo nos puede dar ánimo para levantarnos de nuevo y continuar el camino".

La capital española ya había resultado derrotada como aspirante a las Olimpiadas de 1972 y posteriormente a las citas de 2012 y 2016.

El heredero de la corona también destacó que "un proyecto de esta envergadura ha movilizado y unido a los españoles; es una herencia que tenemos que mantener fuerte".

El presidente del gobierno español Mariano Rajoy expresó por su parte que "todos los que han llevado adelante la candidatura han hecho un gran esfuerzo".

Madrid partía en principio como una de las favoritas, pero empató con Estambul en la primera votación, que ganó Tokio, y fue superada en cuatro votos por la ciudad turca en la ronda de desempate.

"Estamos absolutamente decepcionados", apuntó Miguel Zegarra, presidente del Comité Paraolímpico Español. "Estamos convencidos que hemos hecho el mejor de los trabajos, pero los que deciden lo consideraron insuficiente. Ha sido un resultado inesperado y decepcionante".

Cuando el presidente del COI, Jacques Rogge, anunció que Madrid no superaba la primera votación frente a sus rivales de Tokio y Estambul, un suspiro de incredulidad y decepción recorrió la céntrica Puerta de Alcalá de Madrid, en la que se habían congregado decenas de miles de personas para seguir las votaciones en una pantalla gigante.

"Parece mentira que salgamos a la primera", dijo Javier Escudero, un jubilado madrileño de 67 años. "Es una gran pena".

A pesar de la crisis económica, la candidatura española había vendido un modelo de austeridad con casi el 80% de las instalaciones construidas, que sin embargo no tuvo el eco esperado en la asamblea del COI.

La crisis y el escándalo por dopaje llamado "Operación Puerto" le han jugado también en contra a Madrid.

"Tokio era una candidatura muy fuerte. Una candidatura financieramente muy sólida. Y que evidentemente ha convencido a los miembros del COI como la más apropiada en este momento", dijo Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico de Argentina (COA).

El propio Zegarra admitió que el COI pudo hacer condenado a Madrid por la "Operación Puerto", un escándalo que destapó la práctica de transfusiones sanguíneas para encubrir a los deportistas que usan sustancias prohibidas. En 2006 fueron halladas 200 bolsas con plasma de deportistas en un departamento de la capital española.

A partir de este caso, España endureció su política contra el dopaje, pero a entender de Zegarra tal vez el pasado pesó más entre los miembros del COI.

Aunque oficialmente ninguna autoridad ha descartado la opción de volver a pelear por los Juegos, parece difícil Madrid lo intente en 2024 tras este nuevo varapalo.

"Creo que ahora hay que descansar. Los modelos presentados en tres ocasiones no han sido del gusto del COI", indicó Zegarra.

Los deportistas españoles, que se habían volcado con la candidatura, comenzaron a mostrar su decepción en las redes sociales.

"Una auténtica pena... Madrid y España se lo merecían", escribió el tenista Feliciano López en su cuenta de Twitter. "Felicidades, igualmente, por los esfuerzos a todos los españoles".