EEUU reduce efectivos en bases europeas

El Pentágono dio a conocer planes el jueves para consolidar sus fuerzas en Europa al retirar a miles de efectivos militares y civiles de sus bases en el Reino Unido y Portugal, con lo cual espera ahorrar unos 500 millones de dólares por año.

Por otra parte, escogió a la base aérea Lakenheath en Gran Bretaña como primera base permanente del caza F-35 de la fuerza conjunta de ataque. La reestructuración tomará varios años y los primeros F-35 llegarán al Reino Unido en 2020 para reemplazar a los cazas F-15.

Los cambios, que afectan principalmente a personal e instalaciones del ejército y la fuerza aérea, significarían el retiro de unos 2.000 efectivos del Reino Unido. Se retirarán 3.200 efectivos de la base aérea Mildenhall y se sumarán 1.200 en la base Lakenheath con dos escuadrones de cazas F-35.

En años recientes el Pentágono ha retirado efectivos de Europa, lo que refleja la reducción del ejército y los marines, a la vez que la importancia creciente del Pacífico y el deseo de enviar fuerzas adicionales a Europa Oriental y otras regiones para enfrentar la tensión creciente con Rusia.

Muchos de los cierres afectan bases menores, remanentes de la Guerra Fría.

"Debemos buscar una mayor eficiencia con respecto a nuestra presencia en Europa y asegurarnos que concentramos los recursos donde resulten más efectivos", dijo el general del aire Philip Breedlove, principal comandante de la OTAN en Europa.

El subsecretario de Defensa para asuntos de seguridad internacional, Derek Chollet, dijo el jueves a los corresponsales en el Pentágono que la consolidación no afectará las operaciones militares de Estados Unidos ni su capacidad de responder a sus socios europeos. Dijo que hay unos 67.000 efectivos estadounidenses en toda Europa, y puesto que el total fluctúa a medida que arriban o se van, la cifra prácticamente no cambiará.