Aaron Smith apoyó dos tries en tres minutos en la primera etapa para contribuir a que Nueva Zelanda venciera a la Argentina 28-13 en el Campeonato de Rugby y mantuviera su invicto en el certamen de cuatro naciones.

Argentina, que todavía no ha vencido a los All Blacks en sus 17 enfrentamientos, sorprendió a los poderosos dueños de casa cuando Juan Manuel Leguizamón anotó un try a los cinco minutos con que los sudamericanos se pusieron en ventaja de 7-0 en el encuentro del sábado por la noche.

Pero la doble anotación de Smith a los 23 y 26, cuando Argentina quedó con un hombre menos por la baja del hooker Eusebio Guiñazú, dio vuelta el partido.

Nueva Zelanda ganó la primera etapa 15-10, gracias a una conversión y un penal del flyhalf Dan Carter, el primer rugbier que supera los 1.400 puntos.

Los argentinos se mostraron precisos en los puntapiés y aprovecharon las condiciones húmedas y resbalosas del campo, pero a su vez cometieron muchos erreros.

Los dueños de casa aumentaron su ventaja con un notable try de Julian Savea, el decimocuarto en 14 partidos. Carter convirtió el try para elevar su cuenta a 10 puntos y a 1.409 en su carrera, antes de ser sustituido a los 54 minutos por Beauden Barrett.

"Quisimos ser positivos pero a veces las condiciones no lo permiten", dijo Kieran Read, que concluyó el partido como capitán de los All Blacks.

"Argentina es un equipo en ascenso", agregó. "Lo vieron la semana pasada y esta semana están bien en competencia, y no pasará mucho tiempo antes de que consigan su primera victoria. Me alegro que no haya sido esta noche".

"Fue un partido difícil", dijo el capitán de Argentina Juan Martín Fernández Lobbe. "Nos defendimos más de lo que atacamos y cuando veamos el vídeo creo que nos daremos cuenta de que hubo algún try que no debíamos haber concedido".

"Los All Blacks encontraron la clave del triunfo y por eso es que son, quizás, el mejor equipo de la historia", agregó.