Caricaturistas dibujan por colegas asesinados en Francia

Como si quisieran demostrar que la pluma es más poderosa que la espada, caricaturistas de todo el mundo reaccionaron ante el asesinato a sangre fría de sus colegas de la revista satírica francesa Charlie Hebdo como sólo ellos pueden: con dibujos poderosos que valen más que mil palabras.

Desafiantes, coléricos, mordaces, irreverentes y edificantes, sus dibujos unieron a caricaturistas en duelo, tratando de dar sentido al absurdo, y enviando un mensaje compartido: No debemos ser silenciados, no lo haremos y no debiéramos. Algunos dibujos hicieron que uno quisiera tanto reír como llorar.

"No puedo dormir esta noche, pensando en mis colegas caricaturistas franceses, en sus familias y seres queridos", escribió en su cuenta de Twitter David Pope, caricaturista de The Canberra Times en Australia.

Su dibuja mostraba el cuerpo sin vida de un caricaturista y a un hombre encapuchado armado portando un rifle aún humeante y diciendo: "He drew first", en un juego de palabras que significa tanto "Él dibujó primero" como "Él sacó el arma primero".

En India, el caricaturista Manjul dibujó un avión explotando en una bola de fuego contra la Torre Eiffel, cuya punta semejaba una plumilla para dibujar.

Uno de los dibujos más poderosos no tenía línea alguna. La caricatura de Christian Adams para The Daily Telegraph en Londres mostraba un espacio completamente en blanco con el título: "Caricatura aprobada por extremistas".

Otra caricatura del Telegraph mostraba a un hombre armado diciendo a otro: "Ten cuidado, ellos podrían tener bolígrafos".

Entre las 12 personas asesinadas en el ataque terrorista ocurrido el miércoles en París estuvieron algunos de los principales caricaturistas de Francia. Deleitándose en provocación y orgullosos de su libertad para mofarse de cualquiera, ya se tratase de papas, presidentes, figuras públicas o el profeta Mahoma, también enfrentaron insultos frecuentes y amenazas por su trabajo.