Brasil: Nuevas reglas para reducir "epidemia" de cesáreas

Brasil dio a conocer nuevas reglas para frenar en el país la "epidemia de cesáreas" y promover los partos naturales entre los proveedores privados de atención médica.

El ministro de Salud, Arthur Chioro, dijo que la obsesión con las cesáreas en Brasil, que representan ocho de cada 10 nacimientos, es "un problema de salud pública".

Bajo los requerimientos anunciados el martes, las compañías de seguros médicos tendrán que proveer a los usuarios información sobre el porcentaje de cesáreas realizadas por médicos individuales y por hospitales. No proveer las estadísticas en 15 días resultará en fuertes multas.

Actualmente, 84% de los nacimientos pagados por planes privados de seguros son cesáreas, comparado con 40% de los nacimientos totales en los hospitales públicos, de acuerdo con la declaración. En Estados Unidos, solamente 32% de los nacimientos son cesáreas, de acuerdo con datos oficiales.

"La epidemia de cesáreas que vivimos hoy es inaceptable y por tanto no hay otra forma de tratarla que como un problema de salud pública", dijo Chioro, de acuerdo con la declaración. "Lo normal son los nacimientos normales".

La declaración dijo que las cesáreas multiplican por 120% el riesgo de enfermedades respiratorias entre los bebés y triplican el riesgo de mortalidad materna durante el nacimiento.

Pese al riesgo, las cesáreas son ampliamente consideradas en la cultura brasileña como más fáciles, cómodas y menos perjudiciales para los cuerpos de las madres. Los médicos a menudo las favorecen por ser fáciles de predecir y de programar.

Chioro criticó esa lógica, diciendo: "No podemos aceptar que se realicen cesáreas como resultado de poder adquisitivo ni conveniencia".

Las nuevas reglas, que entran en vigor en seis meses, afectarán a casi 24 millones de mujeres brasileñas con planes privados de salud que cubren servicios obstétricos.