EEUU: Senador propone cortar ayuda a palestinos

El senador republicano Rand Paul presentó un proyecto el miércoles que detendría inmediatamente la ayuda de Estados Unidos a los palestinos hasta que desistan de su intento de ingresar a la Corte Penal Internacional y presentar cargos de crímenes de guerra contra Israel.

La decisión reciente del presidente palestino Mahmud Abás de recurrir a la corte de La Haya significó un cambio importante en su política y transformó sus relaciones con Israel de tensas en directamente hostiles. Abás sufre presiones internas para tomar medidas enérgicas contra el estado judío después de la guerra de 50 días en Gaza, las tensiones en torno a los santos lugares en Jerusalén y el fracaso de las conversaciones patrocinadas por Estados Unidos.

Si bien la membresía palestina en la corte no incurre en sanciones automáticas de Estados Unidos, la ley vigente dice que una acusación palestina contra Israel provocaría la interrupción inmediata de la ayuda estadounidense. El proyecto del senador por Kentucky plantea suspender la ayuda hasta que los palestinos desistan de ingresar a la corte.

"En la actualidad enviamos unos 400 millones de dólares de los contribuyentes a la Autoridad Palestina", dijo Paul. "Los grupos que amenazan a Israel no pueden ser aliados de Estados Unidos. Seguiré haciendo todo lo que está en mi poder para asegurar que este presidente y este Congreso dejen de tratar como aliados de Estados Unidos a los enemigos de Israel".

Paul, quien probablemente contenderá por la candidatura presidencial republicana, está a favor de reducir la presencia estadounidense en el mundo, y en 2011 presentó un proyecto de presupuesto que suspendía la ayuda exterior a todos los países, incluido Israel.

En una visita a Israel en 2013, Paul reclamó en un discurso la reducción gradual de la ayuda exterior, a pesar de que Israel es uno de los mayores beneficiarios de esa ayuda. El país recibe unos 3.000 millones de dólares anuales en ayuda militar. Según él, el propio primer ministro israelí Benjamin Netanyahu ha dicho que Israel espera el día en que podrá independizarse de la ayuda estadounidense.