Dos muertos en tiroteo en clínica militar de Texas

Un hombre abrió fuego en una clínica para veteranos de guerra en el oeste de Texas y mató a una persona, informaron autoridades el martes. El agresor también murió.

Los investigadores no dijeron si el atacante se suicidó o alguien más lo mato. Tampoco dieron detalles sobre la víctima o algún móvil del tiroteo.

Stephen M. Twitty, general de división en Fort Bliss, dijo que la balacera ocurrió en la clínica del Sistema de Atención a la Salud del Departamento de Asuntos de los Veteranos en El Paso, un complejo que también incluye al Centro Médico William Beaumont del Ejército. Todo el complejo fue clausurado mientras las autoridades respondían al incidente.

"El presunto agresor está muerto y también tenemos una víctima. Esa persona ha fallecido. Otros pacientes de la clínica y personal del Departamento de Asuntos de los Veteranos están a salvo", dijo Twitty.

"Todo está bajo control y no hay amenaza inmediata para Fort Bliss o la comunidad local", agregó el oficial en una conferencia de prensa el martes en la noche.

La clínica militar permanecerá cerrada el miércoles, dijo su director interino Peter Dancy.

El FBI, que encabeza la investigación, tiene a cientos de posibles testigos, la mayoría de los cuales solicitaban atención médica, dijo el agente especial Douglas Lindquist, quien está a cargo de la oficina de la agencia federal en El Paso.

"Esas personas estaban buscando atención médica, por eso entendemos las dificultades que esta situación representa para ellos y estamos tratando de trabajar rápidamente con todos esos cientos de testigos para encontrar detalles sobre este incidente", informó Lindquist.

La clínica del Departamento de Asuntos de los Veteranos estuvo bajo escrutinio el año pasado después de que una auditoría federal mostró que tenía unos de los tiempos de espera más prolongados para los pacientes de primera vez. Un sondeo hecho el año pasado en el oeste de Texas a cientos de ex combatientes halló que éstos esperaban en promedio más de dos meses para ver a un profesional en salud mental e incluso más para consultar a un médico.

El representante federal Beto O'Rourke ordenó que se realizara ese sondeo a más de 690 ex combatientes que vivían en el condado El Paso. El congresista también participó activamente en una investigación legislativa sobre los prolongados tiempos de espera en el sistema de salud para veteranos.

En un comunicado emitido el martes por su oficina, el demócrata de El Paso dijo que "sus pensamientos y oraciones están con los hombres y mujeres de la clínica para veteranos de El Paso".

El Departamento de Asuntos de los Veteranos dijo en un comunicado que "está profundamente entristecido por la trágica situación que ha ocurrido en El Paso y estamos trabajando activamente con nuestros socios en Fort Bliss para investigar el asunto".

"La seguridad y continuo cuidado de nuestros veteranos y el personal será nuestro enfoque para transitar por esta situación", agregó la agencia.