Brady no se inmuta con sinsabores previos ante Ravens

La última vez que Tom Brady enfrentó a los Ravens de Baltimore en los playoffs, el mariscal de campo fue interceptado tres veces en las últimas dos ofensivas de los Patriots de Nueva Inglaterra.

En esos tres partidos de postemporada, Brady salió derrotado dos veces.

Todos esos duelos se disputaron en el Gillette Stadium, el feudo de los Patriots y en donde los rivales se medirán el sábado por cuarta vez en seis años.

Brady asegura que esos antecedentes le afectarán cuando recibe su primer balón en el choque de la fase divisional, la antesala de lo que espera sea su partido seguido por el título de la Conferencia Americana.

"No creo que sea realmente importante", dijo el quarterback el martes. "No podemos cambiar lo ocurrido. Hay que pensar en lo que sigue y pensar en todas las cosas que hemos bien este año".

Esas son:

Una marca de 12-4 que les permitió quedar como primeros preclasificados en la AFC. El equipo con la cuarta mayor cantidad de puntos anotados en la NFL. Dueños de una férrea defensa con un par de notables cornerbacks como Darrelle Revis y Brandon Browner. El líderazgo de un quarterback con la quinta mejor calificación en pases. Y la producción de un tight end, Rob Gronkowski, con el mayor número de recepciones en su posición.

"Estamos en una buena posición", dijo Brady tras su primer ensayo luego que los Patriots tuvieron la semana libre. "Tenemos que capitalizar".

Fue lo que no pudieron hacer en dos de sus tres partidos de playoffs contra los Ravens.

La rivalidad entre ambos comenzó con la victoria de Baltimore por 33-14 en la ronda de comodines en 2009. Dos años después, Nueva Inglaterra se impuso 23-20 para avanzar al Super Bowl que perdieron ante los Giants de Nueva York.

En el segundo duelo de Brady por el título de conferencia contra los Ravens, el 20 de enero de 2013, los Patriots sucumbieron 28-13 tras irse al descanso arriba 13-7.

Brady no pudo mostrar su mejor versión en los tres partidos: un total de tres pases de touchdown, siete interceptados y un porcentaje de 56.1 en envíos completados.

Los Patriots aplastaron 41-7 a los Ravens en Baltimore la pasada temporada, pero Brady incidió poco. Tenía ventaja 17-0 al principio del segundo cuarto, LeGarrette Blount anotó dos touchdowns vía acarreos y la defensa precipitó cuatro pérdidas de balón.

Ponerse a ver el video de esos tres partidos de postemporada debe evocar malos recuerdos, pero de ellos se pueden extraer buenos datos.

"Es el mismo coordinador (defensivo), así que mucha estrategia, lo vieron cómo él (Dean Pees) plantó la defensa contra nosotros entonces", dijo Brady. "Somos un equipo distinto ahora, así que con más información estaremos mejor".

"Y ellos son un equipo distinto".