Acusan a John McCain y otros de entrar ilegalmente a Siria

El gobierno sirio acusó el martes al senador estadounidense John McCain, al ex ministro de Relaciones Exteriores francés Bernard Kouchner y otras dos personas de entrar ilegalmente en el país.

El embajador de Siria ante la ONU, Bashar Jafari, dijo en cartas idénticas difundidas el martes --dirigidas al secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon y al Consejo de Seguridad-- que McCain, Kouchner, el ex miembro del Parlamento de Kuwait Walid al-Tabtaba'i y el ex embajador de Estados Unidos a Croacia Peter Galbraith son parte de las personas y periodistas que violaron la soberanía de Siria al entrar al país sin visado.

La carta dijo que Siria "hace plenamente responsables a los gobiernos de las naciones de donde estas personas son ciudadanos de las violaciones" a la soberanía de Siria.

Siria pidió al secretario general y al Consejo de Seguridad que "presionen a esos gobiernos a adoptar de inmediato las medidas necesarias en contra de sus nacionales que ingresan a territorio sirio ilegalmente".

"El gobierno sirio también hace plenamente responsables a los gobiernos de esos estados por amenazar la integridad territorial de Siria y por negociar con grupos armados no estatales y grupos designados como terroristas", dice la carta.

El conflicto de Siria, de casi cuatro años, ha cobrado más de 200.000 vidas, ha desplazado a un tercio de la población y ha nutrido a muchos grupos armados de oposición, entre ellos el grupo extremista Estado Islámico que actualmente controla amplias franjas en Siria y la vecina Irak.

Según la carta, McCain entró en Siria en junio de 2013 y "se reunió con grupos terroristas, incluidos los líderes del Frente Nusrah", que ha sido designada como una organización terrorista vinculada con al-Qaida por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Sostuvo que al-Tabtaba'i ingresó a Siria en septiembre de 2013 y que "proporcionó dinero y armas a los terroristas en Siria y participó en combates con ellos".

Kouchner pisó suelo sitio el mes pasado y "visitó varias ciudades de Siria sin el consentimiento o conocimiento del gobierno sirio", agregó la carta.

Galbraith también entró en Siria el mes pasado, "acompañado por tres dirigentes políticos y militares estadounidenses", dijo.