Argentina: 92 condenados en 2014 por delitos lesa humanidad

Un total de 92 personas fueron condenadas en 2014 en el marco de la reactivación de los juicios por las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura argentina, señaló un informe oficial.

Las condenas se dictaron en 21 juicios por los casos de 558 víctimas de violaciones a los derechos humanos, según el relevamiento anual de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad. Un informe anterior indicó que 160 personas fueron condenadas en 2013.

En tanto, 554 procesados recibieron condenas desde 2006, cuando se agilizaron las investigaciones contra los implicados en la represión durante el régimen de facto de 1976 a 1983.

Actualmente se tramitan 15 juicios con 282 acusados y por un total de 2.437 víctimas. Al menos seis procesos judiciales comenzarán en los primeros meses, en los que serán juzgadas otras 14 personas.

El estudio reunió los informes remitidos por los fiscales federales de toda Argentina que intervienen en casos por violaciones a los derechos humanos durante el terrorismo de Estado y señala que 142 causas ya fueron elevadas a juicio oral y en otras 38 los fiscales han requerido su elevación a esa instancia, lo cual significa que unas 180 están cerca de llegar a debate.

El informe de la Procuraduría analizó la situación desde la reapertura de las investigaciones a raíz del denominado fallo "Simón" de la Corte Suprema, en el que el máximo tribunal convalidó en 2005 la inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final promulgadas en los ochenta, tras la restauración de la democracia, las cuales libraron de la cárcel a cientos de represores. Por ello en 2006 fue condenado al ex policía Julio Simón a 25 años de prisión por distintos delitos.

A partir de 2008 "se produce una importante reactivación que incide en la cantidad de juicios terminados" llegando "a un pico de 25 por año en 2012 y 2013", dijo el informe.

De las 134 "sentencias obtenidas a la fecha, 16% han quedado firmes para todos los imputados involucrados a partir de la revisión de la Corte Suprema de Justicia", agregó.

El informe contrastó las 554 condenas y 59 absoluciones dictadas desde 2006 con el periodo de la transición democrática entre 1983 y 1987 en el que fueron condenados 11 imputados y seis resultaron absueltos.

A partir de entonces la persecución penal fue por los delitos que habían quedado fuera de los efectos de esas normas, como el robo de hijos de desaparecidos. En esa etapa se celebraron 15 juicios en los que se condenó a 23 personas y no hubo ningún absuelto.

Durante la última dictadura, miles de personas sufrieron detenciones ilegales y torturas y unas 13.000 desaparecieron, según cifras oficiales.