Turquía detiene a periodista holandesa por propaganda

La policía turca detuvo brevemente a una periodista holandesa parta interrogarla por sospechas de que se involucró en propaganda en medios sociales a nombre de rebeldes curdos, dijo un funcionario el martes.

La periodista independiente Frederike Geerdink fue detenida en la ciudad curda de Diyarbakir, desde donde trabaja, e interrogada durante varias horas antes de quedar en libertad, dijo Tahir Elci, que encabeza la asociación de abogados de la ciudad. Elci dijo que Geerdink fue interrogada sobre varios mensajes en Twitter.

Geerdink dijo previamente en un mensaje en Twitter que su casa fue allanada por la policía antiterrorista y que la llevarían a una estación de policía por cargos de "propaganda para una organización terrorista".

El arresto de Geerdink, que reporta mayormente sobre asuntos curdos en la prensa holandesa y turca, es el más reciente de un periodista en Turquía, en medio de crecientes preocupaciones sobre la libertad de prensa en el país. La semana pasada, un ex presentador de televisión fue detenido por un mensaje en Twitter en el que insinuó el encubrimiento de un escándalo de corrupción del gobierno, al tiempo que la policía allanó medios de prensa vinculados con un clérigo musulmán que vive en Estados Unidos y detuvo a periodistas y productores de televisión.

Aunque el gobierno ha lanzado un proceso de paz con los rebeldes del Partido de Trabajadores de Curdistán para tratar de poner fin a un conflicto de 30 años, el grupo aún es considerado una organización terrorista por Turquía y sus aliados occidentales. Varios periodistas, varios extranjeros entre ellos, fueron arrestados en los años 1990 por cargos de hacer propaganda a favor del partido curdo, pero esos arrestos se habían vuelto raros en años recientes.

La noticia de la detención de Geerdink ocurre en momentos que el presidente Recep Tayyip Erdogan reiteró un comentario de que la prensa turca estaba entre las más libres en el mundo, alegando que constantemente lo insultan en los medios del país.

El canciller holandés Bert Koenders, de visita en Ankara, dijo que mencionaría la detención en sus conversaciones con su contraparte turco.