Andrew Cuomo elogia a su padre Mario

El legado del ex gobernador Mario Cuomo como líder liberal, orador poderoso e hijo de inmigrantes cuyos orígenes humildes inspiraron su actitud en el servicio público fue elogiado el martes en su funeral por un heredero indiscutible de su ejemplo: su hijo Andrew, actual gobernador de Nueva York.

"En su esencia, él era un filósofo. Era un poeta. Era un activista. Era un cruzado. Mario Cuomo fue el orador principal en favor de nuestros mejores ángeles", dijo el gobernador Cuomo en un elogio que abarcó desde los discursos más importantes de su padre hasta su competitividad en la cancha de baloncesto.

El ex gobernador de Nueva York de tres períodos -- que coqueteó con la candidatura presidencial, pero nunca se presentó y rechazó una oportunidad de ser nominado a la Corte Suprema-- fue un humanista cuyas políticas eran parte central de sus convicciones, no estrategias para complacer a la gente, dijo Andrew Cuomo.

Él era, agregó, "todo menos un político típico".

Dignitarios de todo el espectro político se reunieron para presentar sus respetos en el funeral.

El ex presidente Bill Clinton; el alcalde de Nueva York, el demócrata Bill de Blasio; el senador estatal republicano Dean Skelos, y Chris Cuomo, periodista de la cadena CNN e hijo menor del ex gobernador, estaban entre los presentes en la Iglesia de San Ignacio de Loyola en Manhattan que se reunieron para dolerse por la partida del ícono del Partido Demócrata, el cual falleció el jueves a los 82 años, horas después de que su hijo fuera inaugurado como gobernador.

Centenares de personas esperaron en una fila el lunes que se extendió más de una cuadra para rendirle honores en el velatorio. El vicepresidente Joe Biden; la líder de la minoría en la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y el actor Alan Alda estuvieron presentes.

Como gobernador desde 1983 hasta 1994, Cuomo fue reconocido por su elocuencia y sus poderosas exhortaciones a la justicia social que mezclaban sus ideas liberales con su experiencia como hijo de un bodeguero inmigrante italiano.

Mario Cuomo fue recordado especialmente por su discurso en la Convención Nacional Demócrata de 1984 en San Francisco, en el que se centró en unos Estados Unidos divididos entre ricos y pobres y fustigó al presidente republicano Ronald Reagan por no trabajar para cerrar esa brecha.

Formado en la clase trabajadora en el distrito de Queens y en medio de dificultades económicas, Cuomo llegó al mundo de la política como alguien externo, y "eso le hizo la figura que fue", dijo Andrew Cuomo. "Él entendía la desigualdad por experiencia propia".

Pero como gobernador, Cuomo padre también recortó impuestos y la fuerza laboral estatal para implementar mesura fiscal, hizo notar Andrew Cuomo.

"Él esperó", dijo el gobernador, que llamó a su padre su héroe, mejor amigo e inspiración.

"Sabemos lo que tenemos que hacer, y lo haremos: Vamos a hacer de este estado un mejor estado, y lo haremos juntos", dijo. "En eso tienes mi palabra como hijo".

___

La periodista de The Associated Press Jennifer Peltz contribuyó con este despacho.