Tres ases para el Salón de la Fama 2015

Randy Johnson, Pedro Martínez y John Smoltz se perfilan para conseguir los votos necesarios para ingresar al Salón de la Fama, en la que podrían ser el grupo más numeroso de exaltados en 60 años.

Cuando el Salón de la Fama anuncie los resultados el martes, en una emisión en la MLB Network, Craig Biggio y Mike Piazza también acompañar a esos tres lanzadores que debutan en la papeleta y que ejercieron un impresionante dominio en una era dominada por los bateadores, cuyas estadísticas se inflaron de manera artificial.

Esta es una guía sobre la votación, nuevamente en una era en la que la intriga no sólo se centra en los seleccionados, sino también por los desairados por los miembros de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Nortamérica:

LOS TRES ASES

Johnson, Martínez y Smoltz resaltan entre los 17 que por primera vez están en la lista de candidatos.

El zurdo fue galardonado con el premio Cy Young en cinco años --cuatro en fila entre 1999-2002 -- con 303 victorias y 4.875 ponches. "Big Unit" también brilló en la postemporada, al compartir el trofeo al Más Valioso de la Serie Mundial de 2001 con Curt Schilling, su compañero de rotación de los Diamondbacks de Arizona.

Aparte de captar la atención de los fanáticos con su carismática personalidad, el dominicano fue dueño de un alucinante cambio de velocidad que le ayudó a ganar tres Cy Young --dos en la Liga Americana y el otro en la Nacional-- con un promedio de efectividad de 2.93 a lo largo de 18 años de carrera.

Smoltz fue una pieza constante de los Bravos de Atlanta durante 20 campañas, incluyendo 14 títulos de división seguidos entre 1991-2005 -- adjudicándose el Cy Young de 1996 en la Nacional. Un pitcher abridor, Smoltz no tuvo dificultada para adaptarse al papel de cerrador a lo largo de tres temporadas completas y acumuló 154 salvados. Debería unirse en Cooperstown a Greg Maddux y Tom Glavine, ex colegas de rotación, y que el año pasado fueron incorporados junto a Frank Thomas.

La ceremonia en Cooperstown, en el norte del estado de Nueva York, será el 26 de julio.