Casa Blanca critica nexo líder republicano-supremacistas

La Casa Blanca se metió el lunes a una controversia sobre revelaciones de que un importante congresista republicano pronunció un discurso en una congregación de un grupo racista hace 12 años, y señaló que el hecho de que sea uno de los líderes del partido republicano "dice mucho sobre quiénes son".

El secretario de prensa de la Casa Blanca Josh Earnest dijo varias veces que el congresista Steve Scalise, líder de disciplina partidaria de los republicanos en la Cámara de Representantes, alguna vez se describió a sí mismo como "David Duke sin el bagaje". Duke es un político supremacista blanco que fue líder del Ku Klux Klan. Una reportera del periódico New Orleans Advocate dijo que Scalise le hizo el comentario hace casi 20 años cuando empezaba en la Legislatura de Luisiana. La oficina de Scalise no comentó de inmediato.

Earnest dijo que corresponde a los republicanos decidir si Scalise retiene su puesto. "No se puede discutir que la persona que los republicanos coloquen en posiciones de liderazgo dice mucho sobre cuáles son las prioridades y valores de la conferencia", dijo Earnest.

"En los últimos años hemos escuchado mucho a los republicanos, incluido el presidente del partido, hablar sobre cómo tienen que ampliar su atractivo para los jóvenes y las mujeres, gays y minorías, decir que el éxito del partido dependerá de su capacidad para ampliar ese atractivo", dijo Earnest. "Así que al final corresponderá a los congresistas republicanos decidir si encumbrar o no al señor Scalise al liderazgo refuerza esa estrategia".

El Comité Nacional Demócrata (DNC) y el Comité de la Campaña Congresional Demócrata emitieron el lunes declaraciones en las que criticaron a Scalise. "En momentos en que comienza el nuevo Congreso, nada desacredita más las afirmaciones republicanas de que buscan unir a la gente que su decisión de mantener a Steve Scalise en el escalón más alto de liderato de su bancada legislativa", dijo la presidenta del DNC Debbie Wasserman Schultz.

La controversia comenzó la semana pasada cuando un bloguero liberal de Luisiana reveló el discurso de Scalise en el 2002 ante una convención en Luisiana de la European-American Unity and Rights Organization, fundada por Duke.

Scalise trató inmediatamente de distanciarse del grupo, diciendo que no comparte su ideología y que en aquel momento, como joven legislador, no sabía mucho del grupo. Dijo que el discurso fue un error que hoy lamenta, y los dirigentes de su partido lo han respaldado.

Los representantes republicanos, que se reunieron la noche del lunes en el Capitolio para discutir cambios en las normas, dijeron que Scalise no era un tópico de conversación o de inquietud. La representante Renee Ellmers dijo que Scalise era apreciado y apoyado por sus copartidarios.

El gobernador republicano de Luisiana, Bobby Jindal, defendió al congresista de las críticas de la Casa Blanca.

"No creo que sea sensato que la conferencia republicana siga recomendaciones de esta Casa Blanca", dijo Jindal en entrevista con The Associated Press. "Steve es un hombre bueno y decente. Yo sigo apoyándolo. Conozco su corazón. No es un racista".

___

Nedra Pickler está en Twitter como: https://twitter.com/nedrapickler

___

La reportera de la AP Erica Werner contribuyó a este despacho.