Poco comercio entre EEUU y Cuba

Las exportaciones estadounidenses a Cuba alcanzaron el año pasado uno de sus puntos más bajos en una década, una muestra de las añejas barreras al comercio que obstaculizarán la reciente medida del presidente Barack Obama para ampliar los lazos, según mostraron el lunes nuevas cifras.

Las estadísticas del Consejo Comercial y Económico Estados Unidos-Cuba indican que los granjeros estadounidenses vendieron poco más de 253 millones de dólares en alimentos y productos agrícolas a Cuba en los primeros 10 meses de 2014. Si los últimos dos meses del año reflejan niveles similares de ventas, 2014 podría ser el peor año para las exportaciones estadounidenses a la isla desde 2004.

Los agricultores de Estados Unidos dicen que la principal barrera a las ventas a Cuba es la prohibición de Washington a proporcionarle crédito a la isla. Eso no cambiaría bajo las reformas que Obama propuso el mes pasado.

Dichas reformas incluyen una ligera disminución en lo estricto de las normas que rigen los pagos cubanos a agricultores estadounidenses, permitiéndole a Cuba pagar por bienes una vez que se le entreguen, en lugar de antes de ordenarlos. Pero las leyes de Estados Unidos aún prohíben cualquier forma de crédito a las agencias importadoras de Cuba operadas por el estado, que suelen estar cortas de dinero en efectivo y piden varios años para pagar bienes que han solicitado.

Con frecuencia, compañías de alimentos brasileñas y españolas --cuyos productos llenan los estantes de muchos supermercados cubanos-- le conceden a Cuba esos plazos para pagar.

Se espera que Estados Unidos emita este mes normas detalladas para abrir el comercio con Cuba, pero la concesión de créditos requeriría una intervención del Congreso que parece improbable a corto plazo.

"No hay nada en lo que el presidente ha anunciado que indique que existan algunas oportunidades para proporcionar plazos de pago", dijo John Kavulich, asesor de políticas para el consejo comercial y económico. "Nadie debería esperar un incremento significativo en las exportaciones a Cuba el día en que estas normas sean emitidas".

Los productores agrícolas estadounidenses están lanzando una iniciativa esta semana para convencer al Congreso a que ponga fin a las restricciones legales que siguen formando parte del embargo de Washington a Cuba.

"Se va a requerir que el Congreso ponga fin a este embargo para que Estados Unidos pueda ser competitivo en Cuba", dijo Paul Johnson, vicepresidente de la recién formada Coalición Agrícola de Estados Unidos para Cuba. "Nuestros productos no pueden competir con Brasil, Argentina, la Unión Europea y China debido al problema con el crédito".

___

Michael Weissenstein está en Twitter como: https://twitter.com/mweissenstein