Alemania: Miles condenan marchas antiislámicas

La plaza alrededor de la Catedral de Colonia quedó sumida en la oscuridad el lunes por la noche luego que la histórica iglesia apagase sus luces en protesta silente por las marchas semanales que se han efectuado en Dresde contra la supuesta "islamización" de Europa.

El acto simbólico se produjo mientras miles de alemanes se manifestaban en Colonia y varias otras ciudades del país contra las protestas del grupo autodenominado Europeos Patrióticos contra la islamización de Occidente (PEGIDA), que el lunes por la noche atrajeron su mayor concurrencia en Dresde hasta ahora.

El preboste de la catedral de Colonia, Norbert Feldhoff, le dijo a n-tv que apagar las luces tuvo como intención hacer que los manifestantes de PEGIDA pensasen más sobre sus protestas.

"Estás tomando parte en una acción que, por sus raíces y discursos, se puede ver que es nazista, racista y extremista", dijo. "Y estás respaldando a gente a las que realmente no quieres respaldar".

Solamente 250 manifestantes de PEGIDA se presentaron en Colonia, comparado con 10 veces esa cifra de contramanifestantes. Igualmente, en Berlín, la policía dijo que unos 5.000 contramanifestantes impidieron que unos 300 partidarios de PEGIDA marchasen a lo largo de la ruta planeada desde el ayuntamiento hasta la Puerta de Brandemburgo. Otros 22.000 manifestantes opuestos a PEGIDA marcharon en Stuttgart, Muenster y Hamburgo, dijo la agencia noticiosa dpa.

Pero la manifestación de PEGIDA en la ciudad oriental de Dresde, una región que tiene pocos inmigrantes y musulmanes, atrajo unos 18.000 participantes, de acuerdo con la policía. Esas protestas han estado aumentando desde unos pocos centenares al inicio a 17.500 en una marcha poco antes de la Navidad.

Con carteles que decían lemas como "¡Despiértate!", la muchedumbre coreó "somos el pueblo" y "prensa mentirosa", mientras pasaba junto a las cámaras de televisión el lunes.

En su discurso de Año Nuevo, la canciller alemana Angela Merkel llamó a los alemanes a no participar en los actos en Dresde.

Merkel dijo que cuando los partidarios de PEGIDA gritan "somos el pueblo, realmente quieren decir 'no debes estar aquí por tu religión o el color de tu piel'''.

La organizadora de PEGIDA Kathrin Oertel fustigó el discurso de Merkel, diciendo que "en Alemania tenemos represión política de nuevo".

PEGIDA ha tratado de distanciarse de la extrema derecha, diciendo que está contra "los predicadores de odio, sin importar de qué religión" y "del radicalismo, sin importar si los motivos son religiosos o políticos".

___

Kerstin Sopke en Dresde y Dalton Bennett en Berlín contribuyeron.