Legislador kuwaití podría ser amonestado por apoyar el licor

Un parlamentario de Kuwait enfrenta cargos de insultar a la nación tras decir que está a favor de legalizar la venta de bebidas alcohólicas en esta nación musulmana.

Nabil al-Fadhl dijo a The Associated Press el domingo por la noche que la controversia comenzó luego que él propuso anular una ley que prohíbe bailar en conciertos públicos y festivales de música. La ley kuwaití prohíbe que las personas bailen en conciertos, aunque pueden aplaudir al ritmo de la música.

Al-Fadhl dijo que tras su propuesta, un legislador islamista le preguntó si eso significaba que él estaba a favor también de legalizar la venta de bebidas alcohólicas durante conciertos.

"¿Por qué no? Históricamente, mucha gente en Kuwait bebía alcohol en muchas ocasiones", dijo al-Fadhl que él respondió.

Más tarde, el diario The Kuwait Times reportó que varios legisladores condenaron duramente a al-Fadhl "por decir que el licor era parte de la historia de Kuwait y que los ancestros toleraban su consumo".

El primer parlamento de Kuwait prohibió la venta de alcohol en 1964. Consumir bebidas alcohólicas es un pecado de acuerdo con el islam, aunque es vendido legalmente con restricciones en Emiratos Árabes Unidos, Catar, Omán y Bahréin, otros países del Golfo.

De acuerdo con el Times, un legislador, Saud al-Huraiji, dijo que al-Fadhl había "minado claramente la imagen de los kuwaitíes y la historia del país". El legislador Humoud al-Hamdan dijo que "los antepasados de los kuwaitíes eran bien conocidos por su lucha contra la corrupción moral, incluso el uso de licor".

Al-Fadhl dijo que un abogado islamista presentó cargos contra él por sus declaraciones, acusándole de insultar el honor de la sociedad kuwaití.

Al-Fadhl dice que solamente estaba mencionando "hechos sobre el alcohol en la historia de Kuwait". En el mercado negro, dijo, la gente puede comprar una botella de whisky por 120 dinares (408 dólares).

Al-Fadhl, un legislador independiente, dice que pese a sus opiniones personales, no planea proponer una ley para legalizar la venta de alcohol.