Cargo afgano da detalles del ataque de víspera de Año Nuevo

E ejército combatía a talibanes en una volátil región de la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán, cuando proyectiles de artillería disparados por soldados alcanzaron una boda que se celebraba en las proximidades, matando a la menos 28 personas en la víspera de Año Nuevo, dijo un investigador afgano.

Din Mohamad, que forma parte de la delegación presidencial enviada al distrito de Sangin para investigar el incidente, explicó que en ese momento había un fuerte intercambio de disparos con los insurgentes.

Dos soldados fueron arrestados en relación con el incidente y se enfrentan a cargos no especificados, añadió.

Los proyectiles impactaron en una casa donde asistentes a un enlace se habían reunido para dar la bienvenida a la novia. Además de los 28 muertos, más de 50 personas resultaron heridas.

Las fuerzas afganas asumen la responsabilidad de mantener la seguridad en todo el país este mes tras la retirada de las tropas de la OTAN y Estados Unidos.

Por otra parte, un coche bomba explotó en las proximidades de la sede de la misión europea de entrenamiento policial en Kabul, matando a un civil afgano e hiriendo a otras cinco personas que estaban cerca.

Según un comunicado de la misión EUPOL, el objetivo del conductor del coche repleto de explosivos era un convoy de vehículos de la fuerza cerca de su sede, a las afueras de la capital, a primera hora de la tarde del lunes.