Mavs candentes, nuevos victimarios de Cavs

Los Mavericks siguen cosechando triunfos. Lo único que se acumula en Cleveland son las lesiones.

Monta Ellis coló 20 puntos, Dirk Nowitzki añadió 15 y Dallas estiró a 15 su racha de victorias al vencer el domingo 109-90 a los Cavaliers, menguados por la baja de LeBron James.

James, fuera por dolencias en la rodilla y espalda, se perdió su cuarto partido seguido y el cuarto de la temporada.

Además, Kyrie Irving abandonó la cancha en el tercer periodo por un problema de rigidez lumbar y ni siquiera viajará a Filadelfia para el encuentro del lunes por la noche.

"Siento mucho dolor ahora", comentó Irving, quien se perdió dos partidos la semana anterior por un dolor en la rodilla izquierda. "Sólo tengo que salir de esto. Lo detesto porque he sufrido dos lesiones al mismo tiempo".

El brasileño Anderson Varejao, otro titular de Cleveland, ha quedado fuera por el resto de la temporada por una ruptura del tendón de Aquiles.

Irving anotó seis puntos, su cifra más baja de la campaña, y atinó dos de nueve disparos de campo. Indicó que sus dos lesiones no están interrelacionadas.

Luego que el equipo mejoró su foja a 25-10, el entrenador de los Mavs, Rick Carlisle, reconoció que los Cavs no cuentan con todas sus armas.

"Éste es el tipo de equipo al que debemos vencer", comentó. "Carece del mejor jugador del mundo y perdió a uno de los mejores armadores en la liga".

La marca de los Cavaliers sin James es de 1-4 y han perdido cinco de sus últimos siete encuentros.

Nowitzki llegó a los 27.397 puntos en su carrera, y está a 12 de empatar a Moses Malone en el séptimo lugar de la lista de todos los tiempos.

Kevin Love registró su mejor producción de la temporada con 30 puntos, pero los Cavaliers no pudieron con el empuje de los Mavericks (25-10), que contaron con cinco jugadores que alcanzaron dobles dígitos en anotación.

Antes del partido, el gerente general de los Cavs, David Griffin, consideró "ridículas" las especulaciones de que el entrenador David Blatt perdería su empleo. Aseguró que no hay cambios previstos en ese sentido.

También el domingo, Chris Bosh anotó 26 puntos, Dwyane Wade añadió 25, incluidos 10 en los últimos minutos, y el Heat de Miami superó 88-84 a los Nets de Brooklyn para dejar atrás una seguidilla de cuatro derrotas.

"Teníamos que ganar hoy", comentó Bosh, cuyo equipo cayó el sábado ante Houston por 36 puntos de diferencia. "No importaba quién jugara".

Hassan Whiteside sumó 11 unidades, 10 rebotes y cinco bloqueos como reservista por Miami, que ganó apenas por séptima ocasión en 19 partidos como local.

Joe Johnson totalizó 19 tantos, Brook López añadió 16 y Mirza Teletovic finalizó con 14 por Brooklyn, que había ganado seis de siete compromisos y buscaba colocarse arriba de la marca de .500, algo que no consigue desde el 12 de noviembre.

El Heat nunca estuvo en desventaja. Pero en una nueva realidad en la que no consigue nada fácil, tuvo que sudar la gota gorda al final.

En otros partidos, los Pistons de Detroit aplastaron 114-95 a los Kings de Sacramento para hilvanar su quinta victoria consecutiva; los Bucks de Milwaukee vencieron 95-82 a los Knicks de Nueva York, que han perdido 11 en fila, y los Suns de Phoenix doblegaron 125-109 a los Raptors de Toronto, desgastados en una demandante gira.

Más tarde, los Lakers de Los Ángeles remontaron un marcador adverso para imponerse por la minima, 88-87 a los Pacers de Indiana.