Había falsas alarmas en edificio quemado en Texas

Algunos sobrevivientes de un incendio en el que murieron cinco personas en un edificio para adultos mayores cerca de San Antonio dicen que solía haber falsas alarmas en la torre de 11 pisos, pasaron dificultades en la evacuación y las respuestas de los administradores dejan qué desear.

Las autoridades siguen investigando la causa del fuego en los apartamentos Wedgwood Senior Living, ocurrido a primeras horas del 28 de diciembre.

Tres de los que fallecieron estaban en el tercer piso y dos en el séptimo, con edades que oscilaban entre los 70 y más de 80 años. Por lo menos 20 personas fueron hospitalizadas. Una sexta vecina murió dos días después del incendio, pero las autoridades no han dicho si fue a causa de éste.

El bombero Albert Páez vio a personas pedir auxilio desde el balcón de un apartamento en el último piso cuando llegó al lugar poco después de las 6 de la mañana, según declaró al periódico San Antonio Express-News en una nota publicada el domingo (http://bit.ly/1D6TPzp ). Las llamas y el calor que salían del apartamento 302 impidieron a tres bomberos entrar por la puerta, agregó.

"Hasta donde uno podía ver, todo parecía envuelto en llamas", dijo Páez.

Entre 75 y 120 ancianos --muchos con dificultad para caminar sin ayuda-- tuvieron que ser sacados del lugar por los socorristas y bomberos. Algunos de los que vivían en los pisos superiores fueron rescatados a través de las ventanas por medio de escaleras.

Los inquilinos dijeron que no sintieron urgencia por salir del lugar cuando sonó la alarma contra incendios, ya que en el edificio ha habido numerosas falsas alarmas.

"Se activaba y se apagaba, y luego se activaba y se apagaba", dijo Frances Chiles, de 80 años.

Muchos indicaron que el incendio los ha hecho cuestionarse si personas de edades avanzadas como ellos deben vivir en un edificio de 11 pisos, y describieron cómo algunos pasaron mucho trabajo para bajar por algunas escaleras. Los ascensores se desactivaron durante el incendio, como marcan las normas.

Varios inquilinos dijeron que se han sentido abandonados por la administración del edificio, ya que a veces hacían llamadas telefónicas o solicitudes de información sobre el estado de la torre y no les contestaban.

Algunos indicaron que los administradores de Wedgwood no visitaron al menos uno de los hoteles donde los vecinos se estaban quedando hasta el viernes. Otros no están seguros de cómo pueden buscar asistencia médica después de que dejaron sus tarjetas de seguro e identificación en el edificio.

Entrada Management Services --unidad de Entrada Partners, con sede en Los Ángeles_, empresa que administra el edificio, indicó en un comunicado enviado al periódico que el incendio fue un accidente trágico y que rezan por los afectados. La compañía declinó responder a preguntas.

Wedgwood retomó el miércoles el control de edificio de manos de las autoridades y sigue pagando las habitaciones de hotel donde están los inquilinos. La Cruz Roja los ha estado alimentando.