Israel retiene entrega fiscal a los palestinos

Israel suspendió las transferencias de los impuestos que recauda para la Autoridad Palestina en represalia por el proceder de los palestinos de integrarse a la Corte Penal Internacional de La Haya, indicó el sábado la prensa local.

Los palestinos anunciaron a principios de la semana que se están integrando a dicha Corte Penal para presentar acusaciones de crímenes de guerra contra Israel. Con la medida pretenden apremiar al gobierno israelí a que se retire de los territorios que ellos exigen para un futuro estado.

La estrategia es riesgosa para los palestinos, porque ellos también podrían ser acusados de crímenes de guerra por los ataques con cohetes que el grupo extremista islámico Hamas ha lanzado contra centros residenciales israelíes y por otros actos de violencia dirigidos a objetivos judíos.

Israel amenazó con adoptar represalias por la medida y Estados Unidos la calificó de "contraproducente".

El gobierno israelí decidió retener los impuestos que recauda para los palestinos bajo los actuales acuerdos de paz interinos, los cuales transfiere cada mes a la Autoridad Palestina, informó el sábado el periódico Haaretz. La transferencia de diciembre es de unos 127 millones de dólares, según el rotativo.

Un funcionario israelí, que habló bajo la condición de guardar el anonimato porque carece de autorización para hacer declaraciones a los reporteros, confirmó los informes de prensa, pero se negó a dar detalles.

El negociador palestino Saeb Erekat criticó la maniobra israelí, describiéndola como un acto de "piratería" y un "castigo colectivo" contra el pueblo palestino.

"Israel se equivoca si cree que mediante la presión económica logrará desviarnos de nuestra estrategia hacia la libertad y la independencia", dijo Erekat a The Associated Press. "Este es dinero del pueblo palestino e Israel no es país donante".

Israel ha suspendido antes las entregas de impuestos, pero sólo por períodos cortos.

La retención de esos recursos es solamente una de las diversas medidas que Israel podría adoptar contra los palestinos, como el aumento de la construcción de asentamientos en Cisjordania y la reducción de ciertos privilegios.

El primer ministro Benjamin Netanyahu convocará a su gabinete en los próximos días para examinar ulteriores medidas de represalia, reportó el Canal 2 de noticias en Israel el sábado en la noche.

Washington no ha anunciado si adoptará medidas al respecto, pero provee cientos de millones de dólares de asistencia a los palestinos.

Acudir a la Corte Penal de La Haya constituye un cambio importante en la política palestina, y transformó las relaciones del presidente palestino Mahmud Abás con Israel de tensas a abiertamente hostiles.