Obama busca comenzar 2015 en sus propios términos

Barack Obama busca guiar en sus términos la agenda de trabajo para el año que recién comienza, a pesar de los republicanos envalentonados que sienten que su victoria en las elecciones de noviembre les dio el mandato de ponerle límites al presidente de Estados Unidos.

Obama, quien estaba por regresar a la Casa Blanca este fin de semana después de cerrar 2014 con unas vacaciones en Hawai, cerró 2014 con una serie de medidas de alto perfil, sobre todo en materia de inmigración y las relaciones con Cuba. Tras las profundas pérdidas demócratas en los comicios, esas acciones demostraron que él conserva relevancia y que quiere mantener ese impulso en 2015.

No obstante, apenas 48 horas después de que Obama regrese a Washington, los republicanos tomarán el control del Congreso, listos para cumplir sus advertencias de que se enfrentarán al presidente desde la Cámara de Representantes y el Senado.

Sin una mayoría demócrata en el Senado que los detenga, los legisladores republicanos asistirán a la reanudación de labores del Congreso el martes con la intención de retomar terreno perdido en cuanto a salud pública, inmigración y medio ambiente, mostrando su poder mientras Obama inicia sus últimos dos años en el cargo.

El representante Rodney Davis, republicano por Illinois, dijo que la Cámara de Representantes comenzaría de inmediato con iniciativas de ley sobre el mercado laboral, que han recibido el apoyo de ambos partidos pero que se empantanaron en el Senado.

"Si el presidente está dispuesto a trabajar con nosotros, tendremos la oportunidad real de hacer frente a los desafíos más urgentes de nuestra nación", dijo Davis en el discurso semanal republicano.

Después de las elecciones, Obama y los republicanos identificaron algunas pocas áreas de cooperación potencial, como el comercio, los impuestos y las obras públicas. La cuestión es si Obama tratará de buscar acuerdos o si seguirá promoviendo temas progresistas, como lo ha hecho en años anteriores.

La ocasión más clara para que Obama dicte el tono en 2015 llegará el 20 de enero, cuando pronuncie su discurso nacional del Estado de la Unión. Será el sexto que ofrece desde que asumió el cargo, pero el primero ante un Congreso totalmente bajo control republicano.

___

Pickler reportó desde Washington