Maestros y escuelas charter pelearán por fondos en NY

La batalla anual por más fondos para la educación pública en Nueva York volverá a enfrentar a los maestros sindicalizados y los consejos escolares frente a un fuerte cabildeo de las escuelas subcontratadas, llamadas "charter", que tienen mucho dinero y cuentan con el apoyo del gobernador demócrata Andrew Cuomo, quien ha hablado de romper lo que él llama un "monopolio" del sistema de educación pública.

Cuomo y los republicanos del Senado apoyan que haya más escuelas charter, que son financiadas públicamente pero que son manejadas por particulares, mientras las escuelas charter presionan por cambios en la fórmula de financiación del estado, alegando que sólo reciben una parte de los recursos que reciben las escuelas públicas tradicionales.

Sin embargo, los críticos --entre ellos el sindicato de maestros del estado de Nueva York, el New York State United Teachers-- ven a las escuelas charter como un intento por parte de los ricos donantes de campaña para privatizar la educación pública y vivir de los recursos públicos.

Otra cosa en juego es cómo se repartirán miles de millones de dólares en pagos extraordinarios a varios intereses rivales, entre ellos la mejora de las escuelas.

Nueva York gastó cerca de 22.000 millones de dólares en educación el año pasado, alrededor de 1.100 millones de dólares (5,4% ), más que el año anterior. Los defensores buscan un promedio de 2.000 millones de dólares más en el presupuesto que Cuomo propondrá a finales de este mes.

Si bien la Junta de Regentes establece que la política educativa la define el estado, el proceso presupuestario da al gobernador la oportunidad de promover lo que él considera prioritario e incluso cambiar la política.

El presupuesto del año pasado, por ejemplo, incluye disposiciones para suavizar la aplicación de los estándares comunes de aprendizaje básico, llamados "Common Core", entre ellos la limitación de la cantidad de tiempo utilizado para las pruebas estandarizadas y asegurar que los resultados no aparecerán en los registros permanentes de los estudiantes.

Cuomo ya ha prometido una agenda para una fuerte reforma educativa este año que inicia.

Una carta difundida en diciembre por su director de operaciones, Jim Malatras, ofreció un adelanto potencial. En ella, la administración de Cuomo buscó sugerencias de los Regentes y el Comisionado de Educación saliente John King Jr. en varias cuestiones delicadas, como la posibilidad de aumentar el límite a las escuelas charter, presionar por fusiones distritales, fortalecer la evaluación de maestros y ceder el control de las escuelas a los alcaldes.

La carta siguió a declaraciones recientes de Cuomo al New York Daily News donde se refirió al sistema de educación pública como un monopolio que debe romperse.