Wall Street cierra mixta en primer día de operaciones

El mercado accionario en Nueva York tuvo un arranque flojo en su primer día de negocios de 2015 y cerró la jornada con resultados mixtos tras la difusión de un informe según el cual el crecimiento manufacturero tuvo una desaceleración en diciembre.

La actividad industrial en Estados Unidos creció en el último mes de 2014 a su ritmo más bajo en medio año debido a una declinación en los pedidos y la producción, según el Instituto de Gerencia de Suministros de Estados Unidos (ISM por su siglas en inglés).

Aunque el sector exhibe buena salud, su expansión fue menor a la que habían pronosticado los economistas.

El mercado accionario subió a niveles sin precedentes al cierre de 2014 y los inversionistas quizá reevalúan el panorama bursátil con el inicio del año, dijo Brad McMillan, director de inversiones en la firma de bolsa Commonwealth Financial.

Aunque son aceptables las perspectivas de crecimiento en Estados Unidos, son menos alentadoras en Europa y Asia.

Los inversionistas "han comenzado a regresar y dicen: 'ya estamos en el Año Nuevo, echemos un nuevo vistazo''', declaró McMillan. "Yo no diría que hay un cierto grado de pesimismo, sino de reajuste", apuntó.

El índice Standard & Poor's 500 bajó 0,70 puntos, menos de 0,1%, y se ubicó en 2.058,20. El promedio industrial Dow Jones ganó 9,92 unidades, menos de 0,1%, y terminó en 17.832,99. El índice compuesto Nasdaq descendió 9,24 puntos, 0,2%, y cerró en 4.726,81.

Las acciones tuvieron otro año bueno en 2014, pero las alzas se desvanecieron en las últimas sesiones bursátiles. El S&P 500 avanzó 11,4% en 2014 comparado con 29,6% en 2013. Para repetir esas ganancias, las compañías tendrán que mantener el crecimiento de sus utilidades.

"No creemos que al mercado de valores en Estados Unidos le vaya a ir igual de bien este año", dijo Dan Morris, estratega de inversiones globales en la administradora de capitales TIAA-CREF.

"Lo que puede salir mal rebasa a lo que puede salir bien en Estados Unidos", agregó.

Morris dijo que los inversionistas bursátiles deben considerar rendimientos de un solo dígito este año y también deben prepararse para niveles más altos de volatilidad porque la Reserva Federal procederá a incrementar las tasas de interés por primera vez desde 2006.

El viernes, las acciones comenzaron con ganancias sólidas, pero retrocedieron cuando el ISM difundió su informe sobre el sector manufacturero. Después de la baja de las acciones gran parte de la tarde, el mercado tuvo una libera recuperación y cerró con pocas variaciones.

El crudo de Estados Unidos bajó de precio después de que oscilara entre pérdidas y ganancias marginales. El barril retrocedió 58 centavos y terminó en 52,69 dólares en Nueva York. El Brent, de referencia internacional, declinó 91 centavos y cerró en 56,42 dólares el barril.

En el mercado cambiario, el euro retrocedió frente al dólar. La declinación se dio después de la declaración del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, de que la institución podría apoyar un programa gubernamental de compra de bonos para combatir la inflación que se encuentra en un nivel alarmantemente bajo en la zona euro.

El euro retrocedió a 1,2003 dólares, su nivel más bajo frente a la divisa estadounidense en cuatro años y medio.

En el mercado de deuda, los bonos estadounidenses subieron de precio. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó de 2,17% el miércoles a 2,11% el viernes. Los mercados cerraron el jueves por el festivo del día de Año Nuevo.

El dólar también subió frente al yen japonés, 0,6% y terminó en 120,51 yenes.