El Salvador: 2014 cierra con casi 4.000 homicidios

El año 2014 cerró con 3.912 homicidios, 57% más en comparación con el año anterior y la mayoría son atribuidos al accionar de las pandillas involucradas con el narcotráfico y las extorsiones a comerciantes y transportistas, informaron autoridades.

"El año 2014 terminamos con 3.912 casos y el mes de diciembre con 412 homicidios", dijo a periodistas el director de la Policía Nacional, comisionado Mauricio Ramírez Landaverde. Son 205 más que en diciembre del 2013, para un promedio de 13 homicidios al día.

Según los registros policiales, en 2012 se contabilizaron 2.543 homicidios y en 2013 hubo 2.492.

El jefe policial afirmó que el incremento de los homicidios se debe a que las pandillas dejaron atrás una tregua pactada entre estas estructuras criminales que tienen presencia en gran parte del país.

"Estos grupos han entrado en conflictos internos que antes no tenían, y eso se expresa en forma violenta en una disputa por dominar actividades delincuenciales", aseveró.

Sostuvo que los pandilleros se están matando en la disputa de los territorios donde ellos exigen a los comerciantes y transportistas el pago de renta, y también se están disputando el comercio y tráfico de drogas.

En la primera semana de marzo de 2012, los cabecillas de las pandillas Mara Salvatrucha MS13 y Barrio 18 acordaron una tregua luego de que en esa época se registraban al menos 14 muertes violentas al día.

Los homicidios bajaron hasta un promedio de cinco por día. Ahora la tasa de homicidios aumentó nuevamente y en las últimas semanas se han incrementado, llegando a más de 12 diarios.

Ramírez Landaverde también confirmó que en el 2014 murieron en diferentes acciones casi 1.500 miembros de las pandillas.

Destacó que en el 2014 las pandillas intensificaron sus ataques contra policías, para un total de 39 agentes asesinados, en su mayoría cuando se encontraban de licencia. Son 25 asesinatos más comparados con la cifra de 2013, cuando se reportaron 14 asesinatos de policías.

También dijo que en el 2014 han registrado la denuncia de "un poco más de 1.400 personas desaparecidas".

Quienes han criticado la tregua entre las pandillas que llevó a una baja en la cifra de homicidios sostienen que los pandilleros nunca dejaron de matar y que en realidad enterraban a sus víctimas en fosas clandestinas.

Las pandillas se han establecido en barrios populosos del país y están integradas por más de 70.000 jóvenes y adolescentes. Más de 10.000 están presos.