Elio García relata su trabajo con George R.R. Martin

El más reciente libro de George R.R. Martin, "The World of Ice & Fire: The Untold History of Westeros and the Game of Thrones", se realizó con la coautoría de un matrimonio compuesto por la sueca Linda Antonsson y el estadounidense Elio García, quien tras crecer en Florida en una familia de origen cubano se convirtió en uno de los más grandes admiradores del autor.

"Nos consideramos amigos, aunque él es más grande que nosotros y vive en otro continente, así que no nos vemos muy seguido pero cada vez que nos encontramos es muy divertido", dijo García a The Associated Press en entrevista telefónica desde Suecia.

Los padres de García llegaron a Estados Unidos de Cuba en la década de 1970. Su padre era militar y esto llevó a que la familia estuviera en el Fort Benning, Georgia, cuando nació Elio en 1978.

García era estudiante de letras cuando conoció a Antonsson por internet. Antonsson fue quien lo introdujo a la obra de Martin y eventualmente García se mudó a Suecia para vivir con ella desde finales de los 90. La pareja se mantuvo unida y se casaron recién el 28 de octubre, el día de la publicación de "The World of Ice & Fire".

El título es la culminación de un largo trabajo que comenzó con el proyecto Westeros.org, una página con información especializada sobre la obra de Martin que crece gracias a las contribuciones de sus miembros y cuenta con la bendición del autor. Actualmente tienen cerca de 100.000 miembros y se ha expandido al grado de que implica un trabajo "de temporada" para sus administradores, especialmente cuando la popular serie de HBO "Game of Thrones", adaptada de la obra de Martin, está al aire.

"Cuando empezó el programa nuestro sitio se convirtió en el destino principal para hablar sobre él y nuestro servidor no podía manejar el tráfico", dijo García. "Cuando está el programa al aire es más como un trabajo de 80 horas a la semana porque hay tantas noticias y escribimos tantas cosas que eso conlleva mucho tiempo", explicó.

La serie es para García una buena forma de comenzar a conocer el mundo de Martin, aunque para su gusto la primera temporada fue la mejor por presentar la complejidad de los personajes y ahora los productores se han alejado más del original.

"Como producción es algo increíble, no les puedo criticar nada, no hay nada igual que se haya hecho antes", dijo. "Pero creo que parte de las decisiones de cómo llevar la historia no han sido las mejores... te pierdes mucho, muchísimo si sólo ves el programa. Está bien si quieres eso y no quieres invertir tanto tiempo en las novelas porque son largas, pero hay cosas que las hacen especiales y no se pueden traducir a un programa de televisión".

Martin era guionista en Hollywood antes de dedicarse a escribir la serie de novelas "Canción de hielo y fuego". De acuerdo con García no hizo estos libros pensando en llevarlos a pantalla.

"Contaba que cada vez que presentaba un borrador le decían que era demasiado largo o demasiado caro", señaló. "Se hartó y dijo 'voy a escribir algo que es inconcebible, que sea tan grande que nadie lo querrá filmar' y quién se iba a imaginar que años después alguien dijo 'creemos que sí podemos filmar esto'''.

Tras años de escribirse y de haber ayudado a Martin a corregir errores de continuidad en los libros de "Canción de hielo y fuego", el matrimonio visitó en 2004 a Martin en su casa en Nuevo México y el autor les comentó que había planes de crear una guía de "Game of Thrones", pero como estaba ocupado con la serie de novelas les preguntó si les interesaría colaborar en la guía.

"Claro que ¡sí, sí, sí por supuesto!", dijo García.

Dos años más tarde firmaron un contrato para el libro y estuvo en progreso desde entonces, aunque dice García que la mayor parte del trabajo fue realizada en los últimos dos años.

"El libro iba a ser 80% George y 20% nosotros, en algunos casos George usaba mucho de nuestros borradores y les ponía detalles pequeños, pero en otros casos escribía un texto que iba a ser de una página y terminaba siendo de 12 páginas, u otro de 15 páginas, el más largo fue de unas 40 páginas", dijo. "George se posesionó... cada tantos días llegaban envíos de páginas enteras. George estaba ardiendo creativamente".

Pero esto los llevó un problema ya que al final tenían casi el doble de palabras de lo que originalmente les había pedido la editorial para la guía.

"Así que tomamos todo el trabajo de George y lo usamos como una fuente para resumirlo y condensarlo. Al final de cuentas nuestro trabajo fue un 50% y 50% entre George y nosotros. Fue una colaboración muy especial", señaló García. "Despertar cada día era emocionante sabiendo que George nos había enviado algo y que podíamos leerlo inmediatamente y decir 'guau' y luego enviar nuestras notas y marcar algunos errores y sugerencias".

Casi igual de importante que la información incluida en el libro son las más de 170 ilustraciones, muchas de ellas hechas especialmente para la edición. Martin y sus coautores seleccionaron a artistas como Ted Nasmith, ilustrador de los libros de J.R.R. Tolkien, para que participaran en él.

"Algunas de las piezas de arte no estaban listas sino hasta que el libro estaba casi a punto de ir a imprenta, esa fue otra parte del proceso que llevó a que se alargara", dijo García. Pero valió la pena esperar, el libro de pasta dura es impresionante.

García, quien habla poco español y disfruta de la música de Shakira y Tito Puente, confirmó que Martin trabaja en el que será la próxima novela de "Canción de hielo y fuego", el cual ha dicho que concluirá en siete volúmenes pero no descartó que pudiera terminar en ocho, todo depende de Martin.

"Hemos visto algunos capítulos del próximo libro", dijo, sin revelar más detalles.

-----

En internet

http://westeros.org/