Bengals y Cowboys a ahuyentar fantasmas de playoff

Cinco de los ocho equipos en acción en la ronda de comodines de la postemporada en la NFL no se clasificaron el año anterior. Sólo los Panthers, Colts y Bengals vuelven a la lucha por el título, aunque les toca un camino más largo.

Se trata de cuatro choques balanceados, incluyendo equipos de tradición como los Cowboys, Steelers y Ravens. Los Cardinals buscan dar el paso que no pudieron el año anterior y los Panthers entraron tras una campaña que parecía perdida.

Aquí presentamos algunos aspectos a seguir de los encuentros del fin de semana:

OPORTUNIDAD PARA LINDLEY

La trayectoria de los Cardinals parece inversamente proporcional a la de los Panthers, peligrosos con una racha de cuatro victorias logradas luego de perder seis al hilo. Arizona, en cambio, tenía marca de 9-1 en la jornada 11 y luego perdió cuatro de los seis últimos.

Los Cardinals empezaron a desinflarse en la 10ma fecha. Fue cuando Carson Palmer sufrió su enésima lesión en la rodilla y quedó fuera por el resto de la campaña. El entrenador Bruce Arians dijo que su remplazo, Drew Stanton, podía llevarlos al campeonato pero éste también se lesionó y Ryan Lindley, el tercer quarterback, tuvo que entrar al relevo.

Desde ese 11 de diciembre, los Cardinals no ganan. Lindley, quien no inició un solo partido en 2012, fue interceptado ocho veces antes de lograr su primer pase de touchdown en la liga. En los dos partidos que inició logró apenas dos anotaciones por seis interceptados y el equipo apenas marcó 23 puntos. Además de su fragilidad al ataque, la defensa --carta de presentación del equipo-- parece flaquear. Permitieron 395 yardas totales contra San Francisco mientras que los Seahawks lograron 596 yardas. Carolina encontró su ritmo atacando por tierra (Jonathan Stewart avanzó más de 100 yardas en dos partidos) y apoyándose en la defensa. Los Panthers parecen tener mejores armas e impulso.