Rose lidera a Bulls ante Nuggets en su 1er partido de 2015

Derrick Rose compensó todos los fallos previos con una serie de grandes lanzamientos en la recta final del encuentro.

Había un problema y se produjo toda una transformación.

Rose anotó 13 de sus 17 puntos en el último cuarto y los Bulls de Chicago se impusieron el jueves por la noche 106-101 a los Nuggets de Denver.

Jimmy Butler anotó 26 puntos para Chicago, mientras que el español Paul añadió 17 tantos, recuperó nueve rebotes y fijó un récord personal con nueve tapones. Pero la diferencia en su undécima victoria en 13 partidos la marcó el base estrella del equipo.

Rose encontró su ritmo justo a tiempo tras los problemas que sufrió durante los dos partidos previos y durante buena parte de este.

"Mi mentalidad no va a cambiar", dijo. "Voy a lanzar. Soy base".

El Jugador Más Valioso de 2011 falló siete de sus 25 tiros, tras un registro de 7 de 35 en los dos últimos juegos. Pero contra los Nuggets terminó sumando una gran canasta tras otra, hasta lograr 5 de 11 en el último cuarto. Fue un gran final tras haber fallado sus ocho primeros lanzamientos -- incluyendo los siete que intentó en una primera parte en que la que no puntuó.

Wilson Chandler fue el mejor de Denver con 22 puntos. Ty Lawson anotó 20 y Arron Afflalo puso 19. Kenneth Faried añadió 18 puntos con 19 rebotes, pero los Nuggets quedaron con foja de 4-12 fuera de casa.

"No creo que tengamos aún ese instinto asesino como equipo", dijo Faried. "Mostramos algunos atisbos, pero luego se desvanecen".

Chicago, que perdía de 13 a principios del tercer cuarto, se aferró a una ventaja de 100-97 después de que Jusuf Nurkic anotase con una bandeja para Denver a falta de 46 segundos.

Rose clavó después una canasta y los Bulls aguantaron el tirón después de que Faried lograse un mate a falta de 22 segundos, para volver a dejar a los Nuggets a tres puntos. Aaron Brooks encestó dos tiros libres para Chicago y dejó la renta de los Bulls en cinco tantos, antes de que Nurkic sumase dos más tras recibir una falta cuando intentaba hacer un mate sobre Taj Gibson cuando quedaban 11 segundos de partido. Rose encestó entonces dos tiros libres más para poner el 106-101 definitivo en el marcador y sumar una ajustada victoria para los Bulls.

"Fue importante la forma en que superó ese bajón", dijo Gasol. "Fue efectivo, se mantuvo en el partido y marcó grandes canasta en el último cuarto, ayudándonos a ganar el partido. Creo que es realmente importante tener un final así, llevar ese impulso al próximo partido".

En el otro partido disputado en la primera jornada de 2015, los Kings de Sacramento propinaron a los Timberwolves de Minnesota su décima derrota seguida al ganar por 110-107.