Los pedidos de prestaciones por desempleo aumentaron la semana pasada, aunque la cifra se mantiene en niveles históricamente bajos que sugieren que el crecimiento económico es sólido y se prolongará.

El Departamento de Trabajo dijo el miércoles que los pedidos aumentaron en 17.000 la semana pasada a 298.000, cifra ajustada por estacionalidad.

El promedio de cuatro semanas, una cifra menos volátil, aumentó en 250 a 290.750. Ese promedio ha caído en un 17,5% en los últimos 12 meses.

Las solicitudes de prestaciones son un indicio de despidos. Durante casi cuatro meses, se han mantenido en niveles inferiores a 300.000, lo cual indica que los empleadores prevén la continuidad del crecimiento económico, razón para conservar sus empleados y posiblemente aumentar sus planteles.