Cruz busca recuperarse y jugar con Beckham

Víctor Cruz ha observado las jugadas espectaculares del receptor Odell Beckham Jr. Y ello le ha dado al jugador de ascendencia boricua más deseos de recuperarse pronto de una cirugía de rodilla.

Cruz dijo el miércoles que avanza en su rehabilitación tras romperse el tendón rotuliano hace más de dos meses. Confió en que pronto empezará a correr.

El dinámico receptor de los Giants, famoso por el baile de salsa que realiza cada vez que anota un touchdown, puede ya flexionar la rodilla derecha, tiene bastante movilidad y levanta pesas con la pantorrilla y la pierna. Realiza también extensiones de rodilla como parte del proceso de recuperación.

La rutina no es muy divertida. Sí lo es en cambio imaginar la dupla que podrían formar Cruz y Beckham como receptores del quarterback Eli Manning en 2015.

"Él ha estado fantástico", opinó Cruz sobre Beckham. "Este chico es todo un atleta, todo un jugador. Tan sólo ver las cosas que hace me motiva para regresar y jugar junto a él, haciendo algunas cosas bien buenas el año próximo".

Beckham ha sido la figura del ataque desde que Cruz se lesionó el 12 de octubre en un partido contra Filadelfia. Luego de perderse los primeros cuatro partidos de la temporada por una lesión de muslo, el jugador seleccionado en el duodécimo lugar del "draft" suma 79 recepciones para 1.120 yardas.

Ha realizado también 11 recepciones de anotación. Todas sus estadísticas constituyen un récord para un novato de los Giants.

Éste fue el segundo año consecutivo en que Cruz no pudo terminar la temporada por una lesión de rodilla. Jugó en 14 partidos de la campaña anterior y sólo en seis de este año, en los que totalizó 23 recepciones, 337 yardas y un touchdown.

Lo más difícil para Cruz habría sido atestiguar las penurias que pasaron los Giants (6-9) durante una racha de siete derrotas en fila, que comenzó justo en el partido en que se lastimó.

"Obviamente ha sido duro estar fuera durante esos partidos que perdimos, porque uno siente que no puede hacer nada, aunque quisiera", indicó Cruz. "Pero ver a Odell ha sido divertido".

Al igual que Beckham, Cruz se ha convertido en un favorito del público por su forma de jugar. Afirma que ha dado consejos al novato, recomendándole que mantenga los pies en la tierra y que se aleje de la gente que llega de la nada en busca de adularlo.

"Es un buen chico y está aprendiendo rápido, de verdad. Eso es bueno", opinó.

Cruz, de 28 años, no tiene una fecha para volver a jugar. Deja eso a sus médicos y considera que su mejor arma ahora es la paciencia.