Nochevieja: Para muchos, cálida y ventosa, nada de nieve

Esta Nochevieja se perfila lluviosa, ventosa y cálida, sin mucha nieve en buena parte del país, lo que ha provocado dolores de cabeza para algunos viajeros, particularmente en los Grandes Lagos y el noreste.

Mientras zonas del sur batallaban por recuperarse de fuertes tormentas que dejaron por lo menos cuatro fallecidos, un sistema que los meteorólogos habían temido que descargara varios centímetros de nieve en Illinois parece alejarse hacia el este.

Sin embargo, para el miércoles a media mañana, más de 225 vuelos habían sido cancelados en estados Unidos, según el servicio de monitoreo de vuelos FlightAware. El Aeropuerto Internacional O'Hare de Chicago fue el más afectado, con 93 cancelaciones.

Pero todavía es posible que caigan varios centímetros de nieve húmeda en la tarde, principalmente en zonas del sureste de Chicago, a lo largo de la fronter con Indiana y en el oeste de Illinois. Es un pronóstico similar al de Indiana, donde el Servicio Nacional de Meteorología pronosticaba entre 5 y 10 centímetros de nieve (2 a 4 pulgadas), que pudieran crear peligros en carreteras y puentes no tratados.

Los viajeros en Ohio, Michigan y Nueva York enfrentaban la perspectiva de fuertes vientos. Una advertencia emitida el miércoles por la noche alertaba de fuertes vientos hasta el jueves por la mañana en buena parte del norte de Ohio. Los meteorólogos advirtieron de ráfagas de 104 kmh (65 mph) en el oeste de New York.

En Michigan, las empresas eléctricas se preparaban para fuertes vientos un año después que una tormenta dejó a miles en la oscuridad el día de Navidad. Los meteorólogos dijeron que se esperan fuertes vientos por la noche en Nochevieja, que pudieran prolongarse hasta el día de Navidad por la mañana.

Las temperaturas rondaban los 10 grados centígrados (50 grados F) el miércoles por la mañana en algunas zonas del oeste de Nueva York.

En el norte de Nueva Jersey, los meteorólogos advirtieron que tormentas pudieran hacer subir la temperatura y había una advertencia de inundación en las costas.