El maestro japonés de la animación, Hayao Miyazaki, ya se ha retirado antes. Pero esta vez, asegura que va en serio.

Miyazaki es uno de los directores de la animación más admirados y exitosos. El viernes dijo que a sus 72 años quiere hacer otras cosas además de trabajar como esclavo sobre sus dibujos para cumplir con fechas de estrenos de cine.

El cofundador del Studio Ghibli que ganó un Oscar en 2003 con "Spirited Away" (El viaje de Chihiro), su magistral e inquietante crítica al industrialismo moderno, dijo que desea trabajar otra década pero a un ritmo más lento que le pudiera permitir tomarse incluso los sábados libres.

Miyazaki ha anunciado sus planes de retirarse varias veces. Su estudio anunció la semana pasada que dejaría de hacer películas.

Entre otras cosas, el maestro planea trabajar en su Museo Ghibli.