Rusia: OTAN presionó a Ucrania a abandonar no alineados

Miembros de la OTAB presionaron a Ucrania a abandonar su estatus de país no alineado, alegó Rusia el miércoles, que también criticó a la alianza atlántica por ampliar su presencia militar cerca de la frontera rusa.

El Parlamento ucraniano abandonó el martes la postura de no alineación, lo que posiblemente allane el camino para que Kiev se integre a la OTAN, en un desafío a las protestas de Rusia.

La decisión no garantiza que Ucrania solicite el ingreso a la alianza y sus perspectivas de integración por el momento no parecen positivas. Trenzada en una guerra con separatistas pro rusos y con su economía debilitada, Ucrania tiene mucho que superar para lograr la estabilidad que la alianza busca en sus miembros.

A pesar de eso, Moscú protestó con fuerza la decisión del Parlamento ucraniano. El viceministro de Defensa ruso, Anatoli Antonov, dijo el miércoles que miembros no identificados de la OTAN habían presionado a Kiev a tomar la decisión en un intento por convertir al país en una "línea de avanzada para confrontar a Rusia".

"Bajo el lema de una 'amenaza rusa', la OTAN está ampliando su capacidad militar en el Báltico, Polonia, Bulgaria y Rumania", dijo Antonov en palabras citadas por agencias de noticias rusas.

Agregó que la OTAN ha duplicado la cantidad de vuelos militares cerca de la frontera rusa a unos 3.000 este año y que Rusia estaba particularmente preocupada de que esté capacitando a pilotos de miembros no nucleares de la alianza, como Polonia, en el uso de armas nucleares.

A su vez, la OTAN ha acusado a Rusia de poner en peligro vuelos civiles al aumentar sus patrullas aéreas militares con los transpondedores desactivados.

Antonov agregó que Rusia planea ampliar la cooperación militar con China, Egipto y países latinoamericanos. En particular, Moscú está discutiendo los términos para que sus buques navales usen puertos en Cuba, Nicaragua y Venezuela para reaprovisionarse y labores de mantenimiento.