Dan 20 años de cárcel a hermano del líder de Zetas

El hermano de dos capos del cártel mexicano de Los Zetas fue sentenciado el jueves a 20 años de prisión por manejar una operación de lavado de dinero desde un rancho de caballos en Oklahoma.

Un juez federal en Texas sentenció a José Treviño Morales, quien había sido declarado culpable de invertir 16 millones de dólares de dinero de las drogas para comprar, entrenar y hacer competir caballos en carreras de todo el suroeste de Estados Unidos.

Se cree que sus hermanos, Miguel Ángel y Oscar Omar Treviño Morales, encabezan a Los Zetas, que se ha ampliado más allá del narcotráfico a otras áreas delictivas.

Las autoridades mexicanas arrestaron en julio a Miguel Ángel Treviño Morales. Una acusación formal en Nueva York en contra de él calcula que recibía 10 millones de dólares al mes en ingresos tan sólo por las ventas de cocaína, sin mencionar el dinero producido por las diversas actividades ilícitas del cártel, incluidos los secuestros, la extorsión, el tráfico de inmigrantes y armas, e incluso el robo de crudo de los oleductos de la paraestatal Pemex.

Durante el juicio por la operación de caballos anteriormente este año, los fiscales dijeron que la operación de lavado de dinero en Texas, Oklahoma y Nuevo México creó compañías fantasmas y en algunos casos amañó carreras. Propietarios de caballos, entrenadores y otros enmascararon depósitos bancarios con el fin de encubrir el dinero de las drogas que estaba siendo utilizado para financiar la operación.

José Treviño Morales estaba entre 18 personas acusadas formalmente el año pasado en una investigación federal que lo acusó de manejar la operación de los caballos desde un rancho de gran extensión cerca de Lexington, Oklahoma, a nombre de sus hermanos. Los vecinos dicen que las personas que trabajaban en la finca gastaban gran cantidad de dinero en efectivo, adquirían tierras y hacían mejoras en una época en que otros ranchos y criadores equinos pasaban apuros financieros.

Más de 400 caballos fueron incautados y subastados, de donde el gobierno ha obtenido fondos por más de nueve millones de dólares, de acuerdo con la fiscalía federal. El juicio se llevó a cabo en la ciudad de Austin porque las autoridades federales en la región central de Texas estuvieron a cargo del caso.

El juez federal de distrito Sam Sparks también sentenció al empresario mexicano Francisco Antonio Colorado Cessa a 20 años de cárcel, diciendo que el jurado rechazó su argumento de que el dinero que él invirtió en los caballos de carreras era suyo, no proveniente de las drogas.

Luego Sparks sentenció a Fernando Solís García a 10 años y cuatro meses de cárcel por su papel en recomendar a los líderes qué caballos adquirir y cómo manejar la operación.

El juez programó otra audiencia el viernes para Eusevio Maldonado y Raúl Ramírez, que se declararon culpables en abril de un cargo menor por lavado de dinero.