No hay duda de que Grecia necesitará más ayuda financiera después que concluyan los actuales programas de préstamos de rescate el próximo año, dijo el jueves el jefe del Eurogrupo, el cónclave de ministros de finanzas de la eurozona.

Jeroen Dijsselbloem dijo ante legisladores del Parlamento Europeo que "el problema de Grecia no estará completamente resuelto para el 2014".

Grecia se ha mantenido a flote desde 2010 con préstamos de rescate por 240.000 millones de euros (316.000 millones de dólares) de sus socios de la eurozona y del FMI. La posible necesidad de más ayuda es un tema políticamente tóxico en países acreedores como Alemania.

"Es realista asumir que se necesitará asistencia adicional después del programa" siempre que Grecia cumpla con las condiciones impuestas por el Eurogrupo, dijo Dijsselbloem. Agregó que no se tomará ninguna decisión antes del próximo año.