Rusia advirtió que un ataque de Estados Unidos contra las instalaciones militares de Siria podría resultar en una catástrofe nuclear y exhortó a la ONU a presentar un análisis de riesgo sobre dicha posibilidad.

La advertencia provino del vocero del Ministerio del Exterior de Rusia, Alexander Lukashevich. El funcionario dijo el miércoles en un comunicado que un ataque contra un reactor miniatura cerca de Damasco o contra otras instalaciones nucleares podría contaminar la región con radiactividad, y agregó que "las consecuencias podrían ser catastróficas".

La portavoz del Organismo Internacional de Energía Atómica, Gill Tudor, dijo el jueves a The Associated Press en un mensaje de correo electrónico que está dispuesta "a considerar las inquietudes manifestadas" por Lukashevich si recibe una solicitud formal de Moscú para hacerlo.

La agencia de noticias rusa Interfax informó que Moscú tratará de llevar el tema en la reunión de la junta directiva del OIEA la próxima semana, en la que participarán 35 naciones.