Días después de que inmigrantes, activistas y afroestadounidenses caminaran juntos en el 50 aniversario del famoso discurso de Martin Luther King Jr., un grupo de raza negra planea varias marchas en contra de la reforma migratoria.

La Alianza de Liderazgo Negro-Estadounidense (Black American Leadership Alliance) asegura que la inmigración ilegal quita puestos de trabajo a los afroestadounidenses y reduce los sueldos de trabajadores nacidos en el país. El grupo está llevando a cabo una campaña para frenar el proyecto de ley de reforma migratoria que se debate en el Congreso y a favor del cual luchan varias organizaciones de defensa de los inmigrantes.

"Debemos organizar una respuesta masiva para disipar esta propaganda e informar a los legisladores y a los ciudadanos estadounidenses sobre los verdaderos costes de cualquier programa de legalización", señaló el grupo en su portal de internet.

Representantes de la organización no respondieron a repetidas llamadas y mensajes de correo electrónico por parte de Associated Press.

El mensaje es distinto al expresado en la multitudinaria marcha del 28 de agosto en Washington, donde se conmemoró el aniversario de la manifestación liderada por Martin Luther King Jr. en 1963. Inmigrantes y afroestadounidenses caminaron juntos en la conmemoración, que destacó, entre otras cosas, la necesidad de lograr una reforma migratoria que incluya la opción de naturalización para 11 millones de personas sin papeles.

Tia Oso, de la Alianza Negra por Una Inmigración Justa (Black Alliance for Just Immigration), en Arizona, dijo el miércoles durante una conferencia telefónica con periodistas que muchos en la comunidad afroestadounidense apoyan a los inmigrantes.

"La Alianza de Liderazgo Negro-Estadounidense es un grupo sin una influencia legítima en la comunidad negra y no tiene intenciones de mejorar las perspectivas laborales de los afroestadounidenses", dijo la activista. "Están trabajando para dividir a las comunidades de color que tienen el objetivo común de justicia económica y social".

El Senado aprobó en junio un proyecto de ley que otorga a inmigrantes sin papeles que cumplan una serie de requisitos la opción de poder naturalizarse. En la cámara baja, sin embargo, el proyecto no ha sido tan bienvenido. El presidente de la cámara de representantes -- el republicano por Ohio John Boehner -- ha asegurado que no someterá a votación la versión del Senado.

El Congreso sigue en receso veraniego esta semana y reanuda sus tareas el 9 de septiembre. No se espera, sin embargo, que la cámara retome el debate de la reforma migratoria hasta más adelante en el otoño ya que antes debe debatir otros temas pendientes, como el presupuesto y la deuda nacional.

Las marchas de la Alianza de Liderazgo Negro-Estadounidense están planeadas esta semana en al menos Arizona y Virginia y han sido llamadas el "We Are America Tour" (el "Tour de Somos América"). La campaña había organizado actos en más ciudades pero el número de éstas se ha ido reduciendo.

"Vamos a animar a los representantes de la cámara baja, en sus distritos, a frenar el masivo empuje del Senado a favor de una amnistía", señala la página de Facebook del grupo.

Por otro lado, activistas a favor de la reforma migratoria han organizado múltiples campañas a favor del proyecto de ley en este último mes. Se espera que el 5 de octubre participen en manifestaciones en más de 60 ciudades de Estados Unidos para reclamar una reforma con camino a la naturalización.

__________________

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens