El suizo Fabian Cancellara ganó el miércoles la 11ra etapa de la Vuelta a España, una contrarreloj individual en la que el italiano Vincenzo Nibali recuperó el liderato en la clasificación general.

Cancellara, del equipo Radioshack-Leopard, se impuso en el circuito de 39 kilómetros en Tarazona, para superar por 37 segundos al alemán Tony Martin, y por 1 minuto, 24 segundos al italiano Domenico Pozzovivo.

Cancellara indicó que la contrarreloj fue "bastante distinta" porque siguió una rota ondulaba, en vez del tradicional camino plano.

"Tenía muchas cuestas", comentó. "Estoy muy contento con mi ritmo durante la carrera, y demostré a los buenos escaladores que sigo vigente y que puedo competir en este terreno".

Nibali le arrebató la camiseta roja de líder general al estadounidense Christopher Horner, quien llegó cuarto y prometió tratar de recuperarla en la próxima etapa de montaña.

"Usualmente las contrarreloj son sobre terreno mucho más plano, y hubiese significado que perdería mucho más tiempo", señaló Horner. "¿Creo que puedo recuperar la camiseta de líder? La respuesta es sí", apuntó.

La etapa del jueves es un recorrido de 164,2 kilómetros desde Maella hasta Tarragona.