México: Peña espera hablar con Obama por espionaje

El presidente Enrique Peña Nieto dijo el miércoles que el presunto espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos a mensajes de su correo electrónico cuando era candidato constituiría un acto ilegal y confió en poder encontrarse con su colega estadounidense Barack Obama para abordar el caso durante la cumbre del G-20 de esta semana.

Peña Nieto señaló que su gobierno ya ha pedido formalmente a Estados Unidos una investigación para deslindar responsabilidades de la supuesta intercepción de mensajes reportada el fin de semana por el periodista estadounidense Glenn Greenwald en un noticiario televisivo en Brasil.

Según Greenwald, documentos obtenidos por el ex agente de la agencia de seguridad Edward Snowden señalan que leyeron mensajes de correo electrónico de Peña Nieto e interceptaron comunicaciones de la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

"De probarse que hubo una acción de uso de medios de espionaje, evidentemente no están permitidos y es una actuación fuera de la ley", dijo el presidente mexicano a reporteros durante una escala que hizo en Canadá en su camino a Rusia para la cumbre presidencial del G-20.

"Seguramente en el G-20 habrá espacio, eventualmente, de algún acercamiento, aunque sea casual o informal con el presidente de Estados Unidos, precisamente para dejar muy en claro nuestra posición", señaló el mandatario.

Los comentarios del presidente ocurrieron dos días después de que su gobierno citó al embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne, para manifestarle un "enérgico extrañamiento" y exigir una "investigación exhaustiva" de los reportes.

Los documentos dados a conocer por Greenwald muestran que los mensajes del correo de Peña Nieto incluían algunos en los que discute nombramientos de ministros antes de que este asumiera el cargo el 1 de diciembre.

El gobierno brasileño también ha reprobado el presunto espionaje.