Tres días antes de la votación para elegir la sede de la Juegos Olímpicos de 2020, Tokio se defendió de las preocupaciones que genera su postulación debido a una fuga de agua radiactiva en la central nuclear de Fukushima, en el norte de Japón.

El director de la candidatura Tsunekazu Takeda dijo el miércoles que el agua y los alimentos en Tokio son tan seguros como lo son en Nueva York, París, Londres o Buenos Aires.

Tokio, que organizó los Juegos de 1964 y se postuló infructuosamente para los del 2010, es levemente favorita por delante de Madrid y Estambul cuando los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) voten el sábado para elegir el anfitrión de 2020.

Las tres ciudades tienen problemas: Estambul se vio sacudida por manifestaciones antigubernamentales en junio, una serie de casos de dopaje y recibe secuelas de una guerra en la fronteriza Siria, mientras Madrid se ve afectada por problemas económicos en España que han generado un 27 por ciento de desempleo.

"El nivel de radiación en Tokio es el mismo que en Londres, Nueva York y París", afirmó Takeda, un miembro del COI y presidente del comité olímpico japonés. "Es totalmente seguro, allí viven 35 millones de personas en condiciones muy normales. No tenemos preocupaciones".

Cinco de las siete preguntas a Takeda en una rueda de prensa fueron sobre el derrame en Fukushima.

"El agua y la comida son totalmente seguros, al igual que aquí", reiteró. "No estamos preocupados sobre este problema en Tokio."

Takeda contestó todas las preguntas, excepto una, en inglés, cambiando al japonés al final para ser más enfático.

"Ni una sola persona ha sido afectada por el tema de la radiación", señaló, a través de un intérprete. "Fukushima está a 250 kilómetros de Tokio. Estamos bastante lejos, no hay que estar preocupados por este tema".

Tokio cataloga su candidatura como la más segura, enfatizando la tecnología del país y su capacidad para entregar obras a tiempo. Esto podría ser atractivo para los miembros del COI, que están preocupados por los retrasos en las obras para los Juegos de 2016 en Río de Janeiro.

Tokio recibió la mejor calificación en el informe técnico del COI, pero los miembros del organismo usualmente siguen alianzas regionales, políticas o económicas a la hora de votar.

La presentación de Tokio el miércoles incluyó una demostración de la tecnología del país en el área de la robótica, con la presentación de un robot llamado Mirata.

Aunque los dirigentes de la candidatura restaron importancia a las preocupaciones, el gobierno japonés anunció el martes que gastará 470 millones de dólares para construir un muro subterráneo de hielo y tomar otras medidas para detener las fugas de agua radiactiva.